OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Nutrición para niños prematuros en la UCIN

Por un tiempo, a su bebé lo atenderán en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN). Existen varias maneras de alimentar a los bebés mientras se encuentran en la UCIN. El proveedor de atención médica podría empezar a alimentar a su bebé a través de una sonda intravenosa. Es un tubo que se coloca en una vena. También es posible que se use un tubo para pasar fórmula o leche humana al estómago del bebé (alimentación por sonda). Otra opción es que su bebé pueda pasar directamente a la lactancia materna o al biberón. El mejor método dependerá de la salud y edad gestacional de su bebé. Probablemente, su bebé estará tomando del pecho o del biberón antes de dejar la UCIN para ir a su casa.

¿Con qué se alimentan a los bebés en la UCIN?

  • Nutrición parenteral total. Es una solución que le aporta al bebé toda la nutrición que necesita. Se administra a través de la vena. La mayoría de los bebés prematuros muy pequeños reciben este tipo de nutrición. Esto se debe a que su sistema digestivo aún no ha madurado y no tienen capacidad para absorber suficientes nutrientes mediante la alimentación convencional.

  • Leche humana. Su bebé recibirá la mejor nutrición y protección de la leche de su madre. Esta puede ser suministrada a través de una sonda, en el pecho o de un biberón. Muchos bebés prematuros aprenden a ser amamantados mientras están en la UCIN. Pregunte al personal de la UCIN cuál es la mejor manera de extraer y almacenar su leche para su bebé. Si es prematuro, es posible que la leche materna se mezcle con un suplemento de proteínas y minerales para ayudar al crecimiento de su hijo. La leche materna beneficia a los bebés prematuros porque reduce las probabilidades de tener infecciones y es la más fácil de digerir. Muchas UCIN darán leche donada de un banco de leche a los bebés muy prematuros cuyas madres no tienen suficiente leche todavía.

  • Fórmula. Existen fórmulas especiales diseñadas para satisfacer las necesidades de los bebés prematuros que no tienen leche humana disponible. El equipo de salud le dará esto a su bebé, con alimentación por sonda o un biberón, si usted no puede proveer leche o si decide no hacerlo, y no hay leche donada disponible.  

¿Cómo pasa un bebé de la nutrición parenteral total a la lactancia materna o al biberón?

Si el bebé comenzó con la nutrición parenteral total, el cambio a la lactancia materna o al biberón puede llevar de  3 a 4 semanas. Esto depende de la edad gestacional de su bebé. Un bebé generalmente está listo para aprender a alimentarse del pecho o del biberón a las 32 a 34 semanas de gestación. Entretanto, la alimentación por sonda proveerá la mayor parte de la nutrición del bebé hasta que sea completamente capaz de alimentarse por la boca.

El tipo de alimentación que llega al estómago del bebé en lugar de a una vena se llama nutrición enteral. Comienza con una pequeña cantidad de leche materna o fórmula. La cantidad con que se amamanta o se da fórmula va aumentando a medida que el bebé se hace más fuerte. Al mismo tiempo, disminuye la nutrición parenteral total. El objetivo con el tiempo es pasar a la alimentación enteral completa. Generalmente, se calcula de 150 ml a 180 ml de leche materna o fórmula por kilogramo, por día.

En algunos casos, un bebé que tenga algún problema de salud puede necesitar regresar a la nutrición parenteral total por un tiempo. Si esto sucede, la alimentación con leche materna o fórmula se reiniciará cuando el bebé esté listo. Los bebés que no estén listos a tomar su alimentación por la boca pueden aún tener alimentación enteral por sonda sin necesidad de nutrición parenteral total.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.