OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Síndrome de histoplasmosis ocular

El síndrome de histoplasmosis ocular es un trastorno que puede causar pérdida de la vista.

En qué consiste el síndrome de histoplasmosis ocular

Los expertos creen que este síndrome es causado por un hongo (Histoplasma capsulatum). Este hongo se encuentra en el polvo y en la tierra. Se encuentra principalmente en los valles de los ríos Misisipi y Ohio en los Estados Unidos. Si este hongo se respira y entra en los pulmones, puede causar histoplasmosis. Este es un trastorno leve con síntomas parecidos a los de la gripe. O, sin síntomas. Suele desaparecer por sí solo sin necesidad de tratamiento. Pero una vez que entra en el cuerpo, el hongo también puede afectar los ojos. Esto se denomina síndrome de histoplasmosis ocular.

Este síndrome causa inflamación en la coroides. La coroides es una capa de vasos sanguíneos que se encuentra debajo de la retina (la capa de tejido sensible a la luz en la parte posterior del ojo). La inflamación deja unas cicatrices coroideas circulares llamadas manchas de histoplasmosis.

Si empeora, pueden desarrollarse vasos sanguíneos anormales de la coroides. Estos vasos sanguíneos forman lesiones llamadas neovascularizaciones coroideas. En algunos casos, estas lesiones pierden sangre y líquido hacia la zona central de la retina (mácula). Esta desempeña un papel clave en la visión nítida. Si el líquido llega allí, puede provocar una visión borrosa y distorsionada. Si tiene neovascularizaciones coroideas en un ojo, más adelante pueden ocurrir en el otro.

Vista del corte transversal de un ojo en el que se ven manchas de histoplasmosis que rodean la mácula.

¿Quién corre riesgo de contraer síndrome de histoplasmosis ocular?

Solamente una pequeña cantidad de personas infectadas con histoplasmosis contraerán el síndrome de histoplasmosis ocular. Pero corre riesgo de tenerlo en los siguientes casos:

  • Ha tenido histoplasmosis.

  • Vive en los valles de los ríos de Ohio o Mississippi.

Síntomas del síndrome de histoplasmosis ocular

La mayoría de las personas con este síndrome nunca tienen síntomas. A medida que avanza la enfermedad, es posible que el oculista descubra manchas circulares durante un examen de la vista. El paciente posiblemente note cambios en la vista, como por ejemplo:

  • Una zona ciega en el ojo

  • Líneas rectas que aparecen curvadas u onduladas

Diagnóstico del síndrome de histoplasmosis ocular

Un oculista revisará si tiene el síndrome de histoplasmosis ocular. Le colocarán unas gotas especiales. Estas le dilatarán (agrandarán) las pupilas (la parte negra del ojo en el centro). A continuación le examinará los ojos. Es posible que le hagan también una angiografía con fluoresceína. En esta prueba se inyecta un tinte especial (fluoresceína) en una vena del brazo. Este tinte llega hasta la retina y permite al médico observar el flujo sanguíneo en la retina. El tinte ayuda a determinar si hay manchas circulares por histoplasmosis y neovascularizaciones coroideas.

Tratamiento del síndrome de histoplasmosis ocular

Si la mácula no se ve afectada, el síndrome no necesita tratamiento. Cuando la mácula se ve afectada, existen 3 tipos principales de tratamiento:

  • Medicamentos inyectados en el ojo.  Estos medicamentos pueden usarse para neovascularizaciones coroideas que están debajo del centro de la mácula o en otro lado. Limitan el desarrollo de vasos sanguíneos anormales. Primero, se insensibilizan los ojos. Luego, se inyectan los medicamentos. Por lo general, estas inyecciones deben repetirse. Pero para algunas personas pueden pasar años sin que necesiten más tratamiento.

  • Tratamiento fotodinámico. Se inyecta un medicamento en una vena en el brazo y se recolecta en las neovascularizaciones coroideas. Entonces se usa un láser para tratar las neovascularizaciones coroideas. El láser hace que el medicamento cierre los vasos sanguíneos anormales en esas neovascularizaciones. Al igual que los medicamentos que se inyectan en el ojo, este tratamiento puede repetirse. Pero algunas personas pasan años sin necesitar más tratamiento. 

  • Fotocoagulación. En esta cirugía se usa un láser especial para destruir los vasos sanguíneos anormales de la retina. Esto es para personas cuyas neovascularizaciones coroideas no están debajo del centro de la mácula. Esto se debe a que el láser quema la retina junto con las neovascularizaciones coroideas. Causa un punto ciego donde se realiza el tratamiento.

Revisión de los daños en la mácula

Para ver si tiene daño macular, su oculista podría sugerir que use una rejilla de Amsler. Esto puede resultar útil si ya se sometió al tratamiento. También puede ser útil si tiene manchas circulares por histoplasmosis sin pérdida de la vista. Una rejilla de Amsler es una rejilla de líneas simples con un punto en el medio. Se le pedirá que la mire. Si hay daños en la mácula, las líneas de la rejilla pueden parecer curvas. O puede aparecer una zona ciega. Si usa una rejilla de Amsler en su casa, comuníquese de inmediato con su proveedor si nota algún cambio al mirar la rejilla.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.