OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Cirugía para colocar un dispositivo de asistencia ventricular izquierda

El dispositivo de asistencia ventricular izquierda (DAVI) ayuda al corazón a bombear sangre por todo el cuerpo. Es posible que necesite una cirugía para que le coloquen un DAVI si tiene una insuficiencia cardíaca grave. Un dispositivo de asistencia ventricular suele ayudar al funcionamiento del ventrículo izquierdo. Esta es la principal cámara de bombeo de su corazón. Algunos DAV están diseñados para funcionar también en el ventrículo derecho (DAVD), que bombea sangre a los pulmones, o en los dos (BiDAV).

Algunos DAVI se usan por un período de días a semanas. Otros se usan entre meses y años. Los DAVI se pueden usar de las siguientes maneras:

  • Una ayuda a corto plazo para su corazón

  • Una ayuda a largo plazo si está esperando recuperarse o un trasplante de corazón

  • Una ayuda permanente si usted no puede recibir un trasplante de corazón

¿Qué pasa antes de la cirugía para colocar un dispositivo de asistencia ventricular izquierda?

Si usted todavía no está en el hospital, tendrá que internarse. Su proveedor de atención médica le dirá cómo prepararse para la cirugía de colocación del DAV. Lleve consigo todos los frascos de los medicamentos que toma, o una lista de ellos, para que el equipo sepa cómo manejar sus medicamentos antes y después de la cirugía para colocar el DAVI. Es posible que deba dejar de tomar algunos medicamentos, por ejemplo, anticoagulantes. Informe a su proveedor de atención médica sobre todos los medicamentos que usa. Incluya los suplementos, las vitaminas y los medicamentos de venta libre. También avise si tiene alguna alergia, en especial si es a algún medicamento. Si fuma, le pedirán que deje de hacerlo, sea que se trate de tabaco sin humo, cigarrillos electrónicos o del uso de otros dispositivos de vapeo. Informe a su equipo de atención médica si bebe mucha cantidad de alcohol o consume alguna droga recreativa.

Su proveedor de atención médica hablará con usted sobre el tipo de DAVI que recibirá y sobre los riesgos relacionados. Le informarán cómo funciona el dispositivo. También le indicarán cómo cuidarlo y cómo cuidarse. Además, posiblemente se encuentre con una persona que ya tiene un dispositivo de asistencia ventricular izquierda. Podrá responder sus preguntas y darle consejos sobre cómo vivir con un DAVI.

Antes de la cirugía, es posible que usted necesite algunos exámenes para revisar su estado de salud. Por ejemplo, se pueden pedir análisis de sangre para saber cómo funcionan su hígado y sus riñones. También tendrá que hacerse una ecocardiografía. Esta prueba usa ultrasonido para producir una imagen detallada de su corazón. Puede mostrar si el corazón está bombeando de manera adecuada o deficiente. Si es una mujer en edad fértil, le harán un análisis de embarazo. Informe a su proveedor de atención médica si sospecha o sabe que está embarazada.

Si no ha estado comiendo bien, es posible que necesite esperar unos días o semanas para hacerse la cirugía. Durante ese tiempo, es posible que necesite tomar suplementos nutricionales o alimentarse por medio de una sonda (tubo).

¿Qué ocurre durante la cirugía para colocar el DAVI?

La cirugía para colocar un DAVI se hace en un hospital y está a cargo de expertos que recibieron la preparación adecuada para realizar el procedimiento. Si se hace en una situación de emergencia, es posible que se implante un DAVI a corto plazo en un laboratorio de cateterismo cardíaco. La cirugía puede tardar de 4 a 6 horas. En general, puede suceder lo siguiente:

  • Le darán un medicamento para que se duerma. Usted no sentirá nada de dolor.

  • Su equipo de atención médica vigilará de cerca su presión arterial y otros signos vitales durante toda la cirugía.  

  • Le introducirán un tubo para respirar que bajará por la garganta hasta entrar en los pulmones. Este tubo estará conectado a un respirador artificial. Esta máquina lo ayudará a respirar durante la cirugía.

  • El cirujano hará un corte largo que bajará por el centro del pecho. Luego, le abrirá el esternón para llegar hasta el corazón.

  • Usted estará conectado a una máquina de circulación extracorpórea. Esta mantiene la circulación de la sangre por todo el cuerpo durante la cirugía.

  • El cirujano ubica la bomba para el DAVI en el músculo cardíaco desde afuera del corazón. Se conecta con la cavidad de llenado en el interior del corazón. Se usan puntos para sostenerla en su lugar. En algunos casos, el cirujano hace una bolsa pequeño para colocar la bomba dentro, según el tipo de DAVI que le coloquen.

  • El cirujano fijará los tubos al corazón. También se coloca el cable de transmisión, que sale del cuerpo para conectarse a una fuente de energía que permite el funcionamiento del dispositivo. Estas partes se fijarán con puntos de sutura.

  • Lo desconectarán de la máquina de circulación extracorpórea.

  • El cirujano encenderá el DAVI. A continuación, controlará que esté funcionando bien. Se tomarán imágenes de ecografía (ecocardiografía) para que el cirujano pueda ver cómo está funcionando el corazón mientras usted sigue en el quirófano.

  • El cirujano cerrará el esternón con alambres pequeños. Después cerrará el pecho con puntos. Se cubren las incisiones con apósitos que deben mantenerse limpios y secos.

Qué esperar después de la cirugía para colocar el DAVI

Después de la cirugía, usted estará un tiempo en la unidad de cuidados intensivos (UCI). El tiempo dependerá de la rapidez de su recuperación. Durante ese tiempo, su equipo de atención médica vigilará atentamente su frecuencia cardíaca, su presión arterial y otros signos vitales. Probablemente necesitará un tubo de respiración por un tiempo corto. Le darán medicamentos si siente molestias.

Una vez que pueda respirar por sí mismo, lo sacarán de la unidad de cuidados intensivos. Sin embargo, probablemente se quedará en el hospital por algunas semanas más. El tiempo que tarde en recuperarse dependerá de su estado de salud antes de la cirugía. Puede ser más tiempo si usted tiene otros problemas de salud. A medida que se recupere, aprenderá cómo cuidar el DAVI. Antes de irse del hospital, será necesario que demuestre que sabe cómo hacerlo. Es posible que necesite estar por un tiempo en un centro de rehabilitación.

Tener un DAVI demanda mucha atención de seguimiento. Su proveedor de atención médica analizará todos los detalles con usted. Usted contará con un equipo de atención que lo ayudará durante la transición. Los miembros de este equipo le enseñarán cómo vivir con un DAVI. Por lo general, sucederá lo siguiente:

  • Visitará a su equipo de atención para realizarse chequeos periódicos.

  • También deberá hacerse exámenes regulares para revisar su salud y el estado del DAVI.

  • Tomará medicamentos para prevenir la formación de coágulos sanguíneos.

  • Hará ciertos cambios en su estilo de vida; por ejemplo tendrá que evitar actividades que impliquen sumergir el cable de transmisión en agua.

Riesgos de la cirugía para colocar el DAVI

El DAVI puede ayudarlo a sentirse mejor y ser más activo. Sin embargo, tener uno presenta riesgos. Hable sobre esos riesgos con su proveedor de atención médica. Las siguientes son algunas de las complicaciones más comunes o más graves:

  • Infección

  • Sangrado

  • Coágulos de sangre

  • Accidente cerebrovascular

  • Ritmo cardíaco irregular

  • Problemas del dispositivo

  • Curación deficiente de heridas

  • Necesidad de otra cirugía

  • Muerte

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.