OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

El uso de oxígeno en casa

Partes de un tanque de oxígeno.

Su médico le recetó oxígeno para ayudarle a facilitar su respiración. En el hospital, se le mostró cómo usar su unidad de oxígeno. A continuación encontrará algunos consejos para usar el oxígeno de forma segura en su casa. Siga todos los pasos cada vez que use su unidad de oxígeno.

Nota: Los pasos variarán dependiendo del tipo de unidad de oxígeno que usted use.

Consejos generales

  • Lávese las manos antes y después de usar su oxígeno.

  • Pregúntele a su proveedor de atención médica o a la compañía de suministros médicos cualquier duda que pueda tener. Ellos pueden ayudarle a encontrar lo que sea más conveniente para usted.

  • Mantenga la unidad y los tubos limpios para ayudar a prevenir que se inspiren gérmenes. La compañía de suministros médicos puede ayudarle si necesita información sobre cómo limpiar o mantener su unidad de oxígeno.

Paso 1: Controle el suministro

  • Presurice su tanque de oxígeno. Esto es solo para tanques comprimidos. Otros dispositivos pueden simplemente encenderse. Siga las instrucciones de su proveedor de atención médica o de la compañía de suministros médicos

  • Revise el medidor de oxígeno del tanque para estar seguro de que tiene suficiente. Su compañía de suministros médicos le dirá cuándo llamar a pedir más oxígeno. O la compañía despachará oxígeno siguiendo un horario preestablecido.

  • Si tiene una botella humidificadora, controle el nivel del agua. Cuando el nivel esté en o por debajo de la mitad, rellénelo con agua estéril o destilada. Pregúntele a su compañía de suministros médicos con qué frecuencia debe cambiar la botella humidificadora. Esto es importante para prevenir gérmenes.

Paso 2: Conecte el tubo

  • Conecte el tubo de la cánula a su fuente de oxígeno tal como se le mostró.

  • Asegúrese de que el tubo no esté doblado u obstruido.

Paso 3: Ajuste el flujo que se le ha recetado

  • Ajuste el oxígeno para que tenga el flujo que le ha recetado su médico. Esto es _____________.

  • Nunca cambie este flujo a menos que su médico se lo indique.

Paso 4: Inserte la cánula en su nariz

  • Inserte la cánula nasal (tubo nasal) en su nariz y respire normalmente por la nariz.

  • Si no está seguro de si el oxígeno está fluyendo, coloque la cánula en un vaso con agua. Si el agua hace burbujas, el oxígeno sí está fluyendo.

  • Mantenga los tanques de oxígeno por lo menos a 5 pies de cualquier fuente de calor, especialmente radiadores o calentadores.

Use el oxígeno de manera segura

Siga todas las pautas de seguridad cuando esté usando oxígeno en su hogar. Estos son algunos consejos de seguridad:

  • Manténgase apartado de las llamas abiertas. Esto incluye cigarrillos, cerillos (fósforos), velas, chimeneas, quemadores a gas, pipas y cualquier otra cosa que pueda iniciar un incendio.

  • No fume. No esté alrededor de personas que fumen.

  • Mantenga el tanque de oxígeno a por lo menos 5 pies de una fuente de calor. Esto incluye estufas de gas, calentadores de espacio, y calentadores eléctricos y de gas.

  • Mantenga la habitación abierta para que circule el aire y no esté mal ventilado.

  • Proteja su tanque de oxígeno para que no lo tumben.

  • Guarde el tanque de oxígeno derecho, en un dispositivo de almacenamiento aprobado y seguro.

  • Apague el tanque de inmediato si se tumba y comienza a hacer un sonido como si se estuviera escapando el oxígeno. Si el regulador se daña o si no puede apagar el tanque de manera segura, retire los tubos y abandone la habitación. Luego pida ayuda de inmediato a la compañía de suministros o al cuerpo de bomberos.

  • Tenga cuidado de no tropezarse con los tubos del tanque de oxígeno.

  • No use lociones o cremas que contengan jalea de petróleo. La jalea de petróleo puede iniciar un incendio cuando se mezcla con el oxígeno.

  • Apague el oxígeno cuando no lo esté usando.

  • Siempre siga las instrucciones para el uso seguro según las recomendaciones de la compañía de suministros médicos. No usar el oxígeno de manera segura en el hogar puede ponerlo a usted y a sus vecinos en peligro de un incendio y de quemaduras.

  • Asegúrese de saber qué hacer en caso de emergencia. Sus números de emergencia deben incluir el 911 (o el número de emergencia de su área), el de su proveedor de atención médica y el de la compañía de suministros médicos. 

Hágale mantenimiento a su unidad 

Pregúntele a su compañía de suministros médicos con qué frecuencia debe cambiar el tubo de la cánula, la cánula y la botella humidificadora, si tiene una.

Cuándo debe llamar a su proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si nota cualquiera de estos síntomas:

  • Palidez o coloración azulada en los labios o la uñas

  • Mayor falta de aire, jadeos u otros cambios en la respiración, incluso cuando el oxígeno está puesto

  • Confusión, inquietud o más ansiedad de lo usual

  • Dolor de pecho

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.