OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Instrucciones de alta: entrenamiento de la vejiga con sonda suprapúbica

Usted se va a casa con un tubo que se usa para drenar la orina de su vejiga. Este tubo es una sonda suprapúbica. El proveedor de atención médica le colocó la sonda directamente en la vejiga a través de un pequeño corte (incisión) en el abdomen. Deberá entrenar su vejiga para que funcione como lo hacía antes. Suele tomar tiempo sentir la necesidad de orinar luego de una enfermedad o lesión. Y es posible que su vejiga no se vacíe completamente. Por lo tanto, deberá controlar la cantidad de orina en su vejiga.

Abriendo y cerrando la sonda, aprenderá a orinar de la forma en que lo hacía antes de tenerla. La cantidad de orina que expulsa a través de la uretra aumentará. Y la cantidad de orina que drena de su sonda disminuirá. Cuando llegue a menos de 50 a 75 ml de su sonda durante varios días, es posible que su proveedor considere quitarlo.

Cuidados en el hogar

  • Vaya al baño al menos cada 3 horas.

  • Trate de expulsar orina normalmente en un recipiente. El recipiente debe tener medidas. Así puede determinar la cantidad de orina que expulsó. No se desaliente si le lleva algo de tiempo aprenderlo.

  • Mida la cantidad de orina en el recipiente.

  • Abra la sonda.

  • Drene la orina de esta.

  • Mida la cantidad de orina.

  • Cierre la sonda.

  • Escriba la cantidad de orina que expulsó normalmente. Escriba también la cantidad que expulsó por la sonda.

  • Sume las 2 cantidades y anote el total. Además, anote la fecha y la hora.

  • Trate de aumentar la cantidad de orina que expulsa normalmente y de disminuir la cantidad que deja en la sonda.

  • Dígale a su proveedor de atención médica cuando esté drenando menos de 50 a 75 ml de su sonda.

Visitas de control

Programe una visita de control según se le indique.

Cuándo debe llamar a su proveedor de atención médica

Llame al proveedor de atención médica inmediatamente si presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • La orina está turbia, con sangre o maloliente.

  • Fiebre de 100,4 °F (38 °C) o superior, o según le indique su proveedor.

  • Escalofríos con temblores.

  • Erupción, picazón, enrojecimiento, hinchazón o supuración en el lugar de la sonda.

  • Sensación de tener la vejiga llena o dolor en la vejiga.

  • La sonda está obstruida o parece estarlo.

  • No hay drenaje de orina.

  • Se escapa la orina alrededor de la sonda.

  • La sonda se cae o se salen los puntos.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.