OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Instrucciones de alta para la pielonefritis (pediátrica)

A su niño le han diagnosticado pielonefritis. La pielonefritis es una infección del riñón que puede ser seria y dañar los riñones. Por lo general, es necesario hospitalizar a las personas con una infección grave. Esto es lo que debe hacer para ayudar a su hijo en casa.

Al orinar e higiene

  • Haga lo que pueda para que su niño orine por lo menos cada 3 a 4 horas durante el día. Asegúrese de que no demore. Retener la orina y estirar demasiado la vejiga puede empeorar la salud de su niño.

  • Anime a su niño a que orine en un chorro continuo en vez de empezar y parar mientras orina. Esto ayuda a vaciar la vejiga completamente.

  • Si es una niña, asegúrese de que se limpie de adelante hacia atrás.

  • Lávele la zona genital con un jabón muy suave (no jabón de barra) o sin jabón y enjuague bien con mucha agua.  Seque completamente.

  • El estreñimiento puede aumentar la probabilidad de una infección en el conducto urinario. Hable con el proveedor de atención médica de su hijo si tiene problemas para evacuar.

Otros cuidados en el hogar

  • Asegúrese de que su niño termine todo el medicamento como se lo recetaron, incluso si se está sintiendo mejor. Si su niño no termina el medicamento la infección puede regresar. No terminar el medicamento puede hacer que otras infecciones futuras sean más difíciles de tratar.

  • No ponga jabón de burbujas, champú u otros jabones en el agua del baño de su niño, Siga haciéndolo cuando su hijo esté bien.

  • Haga que su niño use ropa interior holgada de algodón.

  • Anime a su niño a que beba suficiente agua todos los días para mantener la orina de color claro. Pregúntele al proveedor de atención médica cuánta agua es recomendable que tome a diario.

Visitas de control

Programe visitas de control con el proveedor de atención médica de su hijo o según le hayan indicado. Los bebés y los niños pequeños a menudo tienen una razón subyacente de la infección. Es muy importante hacer controles frecuentes y más análisis para prevenir infecciones en el futuro.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame al proveedor de atención médica en el acto si su hijo ante cualquiera de las siguientes situaciones:

  • Problemas para orinar o reducción en la cantidad de orina

  • Dolor severo en la parte baja de la espalda o en el costado

  • Fiebre (consulte “La fiebre y los niños”, a continuación).

  • Escalofríos con temblores.

  • Vómitos

  • Orina con sangre, oscura o con mal olor

  • Problemas para tomar el medicamento recetado a causa de las náuseas o por cualquier otra razón

  • Dolor o ardor al orinar.

  • Necesidad de orinar con más frecuencia

  • Necesidad urgente de orinar, o un niño que ya sabe usar el inodoro moja la ropa interior o las sábanas

  • Dolor abdominal

  • Irritabilidad prolongada y sin razón aparente en un bebé

La fiebre y los niños

Use un termómetro digital para tomar la temperatura de su hijo. No use un termómetro de mercurio. Hay termómetros digitales de distintos tipos y para usos diferentes. Entre ellos, se encuentran los siguientes:

  • En el recto (rectal). En los niños de menos de 3 años, la temperatura rectal es la más precisa.

  • En la frente (lóbulo temporal). Sirve para niños de 3 meses en adelante. Si un niño de menos de 3 meses tiene signos de estar enfermo, este tipo de termómetro se puede usar para una primera medición. Es posible que el proveedor quiera confirmar la fiebre tomando la temperatura en el recto.

  • En el oído (timpánica). La temperatura en el oído es precisa a partir de los 6 meses de edad, no antes.

  • En la axila. Este es el método menos confiable, pero se puede usar para una primera medición a fin de revisar a un niño de cualquier edad que tiene signos de estar enfermo. Es posible que el proveedor quiera confirmar la fiebre tomando la temperatura en el recto.

  • En la boca (oral). No use el termómetro en la boca de su hijo hasta que tenga al menos 4 años.

Use el termómetro rectal con cuidado. Siga las instrucciones del fabricante del producto para usarlo adecuadamente. Colóquelo con cuidado. Etiquételo y asegúrese de no usarlo en la boca. Podría transmitir microbios de las heces. Si no se siente cómodo usando un termómetro rectal, pregunte al proveedor de atención médica qué otro tipo puede usar. Cuando hable con el proveedor de atención médica de la fiebre de su hijo, infórmele qué tipo de termómetro usó.

A continuación hay valores de referencia que lo ayudarán a saber si su hijo tiene fiebre. Es posible que el proveedor de atención médica de su hijo le dé valores diferentes. Siga las instrucciones específicas que le dé su proveedor.

Medición de temperatura en un bebé menor de 3 meses:

  • Primero, pregúntele al proveedor de atención médica de su hijo cómo debe tomarle la temperatura.

  • En el recto o en la frente: 100.4 °F (38 °C) o más alta

  • En la axila: 99 °F (37.2 °C) o más alta

Medición de temperatura en un niño de 3 a 36 meses (3 años):

  • En el recto, la frente o el oído: 102 °F (38.9 °C) o más alta

  • En la axila: 101 °F (38.3 °C) o más alta

Llame al proveedor de atención médica en los siguientes casos:

  • Picos de fiebre reiterados de 104 °F (40 °C) o superior en un niño de cualquier edad

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o superior en un bebé de menos de 3 meses

  • Fiebre que dura más de 24 horas en un niño menor de 2 años

  • Fiebre que dura 3 días en un niño de 2 años o más

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.