OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Problemas de equilibrio: terapia de rehabilitación vestibular

Proveedor de atención médica que sostiene la cabeza de una mujer mientras ella está sobre la mesa de examen, lista para las maniobras de reposicionamiento canalicular.

Ciertos problemas del oído interno pueden destruir parte del sistema de control del equilibrio. La terapia de rehabilitación vestibular ayuda a aprender cómo uno puede recurrir a partes específicas del sistema de control del equilibrio.

Evaluación del movimiento de los ojos

El terapeuta le hará una prueba de nistagmo, que es un movimiento automático y rítmico de los ojos. La presencia de nistagmo en ciertas posiciones puede indicar que hay un problema en el oído interno e incluso mostrar cuál de los canales semicirculares está afectado. El terapeuta le mirará los ojos mientras usted se mueve a varias posiciones distintas.

Tratamiento de su afección

El tratamiento puede comprender:

  • Reposicionamiento canalicular. Es una serie de movimientos guiados de la cabeza y el cuerpo que ayudan a mover los cristales, aliviando los síntomas de vértigo postural benigno.

  • Ejercicios de habituación para reentrenar el sistema de control del equilibrio. El terapeuta le enseñará cómo debe hacer estos ejercicios en su casa.

  • Ejercicios de estabilización de la mirada. Se usan para reentrenar a los ojos a que mantengan enfocada la vista fijos mientras se mueve la cabeza. Esto ayuda a aliviar la sensación de sentirse inestable (desequilibrio).

  • Entrenamiento de marcha y equilibrio. Esto incluye pararse y caminar sobre diferentes superficies. El terapeuta le enseñará cómo mantener el equilibrio y prevenir caídas.

Cómo hacer los ejercicios de habituación

El terapeuta le enseñará ejercicios adecuados a su problema. Al principio, los ejercicios de habituación le harán sentirse mareado; trate de recordar que los síntomas durarán probablemente sólo cerca de un minuto. Si los hace con empeño, los ejercicios le ayudarán a disminuir sus mareos. Luego, cuando tenga que realizar un movimiento como ese en su vida cotidiana, será menos probable que le produzca síntomas.

Vuelva a ponerse en acción

Los mareos no tienen por qué impedir que usted haga ejercicio. Comience con actividades que no desencadenan episodios; luego acostúmbrese a la actividad poco a poco hasta hacer ejercicios más exigentes. Intente lo siguiente:

  • Haga ejercicios siempre con un compañero.

  • Deténgase si siente náuseas o siente que se va a desmayar.

  • Camine en una cinta caminadora, agarrándose de los asideros para sostenerse. Asegúrese de tener a mano el pulsador de parada de emergencia.

  • Para hacer deportes como el tenis, use una máquina de pelotas hasta que esté listo para jugar con otras personas. De esta forma sabrá de dónde puede provenir la pelota.

  • No se rinda. Con el tiempo, la mayoría de las personas pueden reanudar sus actividades y deportes.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.