OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Cómo alimentar al bebé con biberón

Los recién nacidos necesitan una alimentación nutritiva y mucho amor, dos cosas que usted puede darle mientras lo alimenta con biberón. En un biberón se puede poner tanto la leche materna como la fórmula.

Una madre alimenta al recién nacido con un biberón.
Asegurése de que la tetina esté sobre la lengua del bebé y bien adentro de su boca.

Consejo de seguridad: Nunca caliente la leche de fórmula ni la leche materna en el microondas. Esto puede hacer que el líquido se caliente de manera poco uniforme y podría quemarle la boca a su bebé. En cambio, entibie el biberón colocándolo en un recipiente con agua templada. No use agua caliente. Nunca debe usarse agua caliente para calentar la fórmula o la leche materna porque podría quemarle la boca o la garganta al bebé. Pruebe la temperatura de la fórmula volcando unas gotas en su muñeca. Asegúrese de que esté tibia antes de dársela al bebé. 

Cuidado del biberón

Sin importar si utiliza leche materna o fórmula, los biberones, las tetinas y los utensilios que use para preparar la fórmula deben estar limpios. A continuación encontrará sugerencias para el cuidado del biberón, pero hable con el proveedor de atención médica para obtener más indicaciones:

  • Lávese las manos con agua corriente limpia antes de preparar la fórmula, llenar el biberón o darle de comer a su bebé. Hágalo siempre. Si no hay agua ni jabón, use un desinfectante de manos a base de alcohol.

  • Lave las tetinas y los biberones de vidrio en el lavavajillas. Utilice la configuración de agua caliente con el ciclo de secado caliente. O bien, lávelos manualmente en agua jabonosa y caliente. Asegúrese de enjuagarlos bien. Hiérvalos durante 5 minutos y luego déjelos enfriar.

  • Si usa un biberón de plástico con fundas desechables, igualmente necesita asegurarse de que el biberón y la tetina estén limpios.

  • Guarde los biberones y las tetinas limpias y sin usar con la tetina hacia el interior del biberón (invertida). Póngale las tapas a los biberones para mantener las tetinas limpias.

Información sobre la fórmula

La fórmula para bebés puede ser a base de leche de vaca o de soja. La fórmula a base de leche de vaca es más habitual. Pero también es posible que opte por usar la fórmula a base de soja. Quizás elija la de soja si prefiere una opción vegana para alimentar a su bebé. O si el bebé no puede digerir la lactosa, que es el azúcar natural que se encuentra en la fórmula hecha de leche de vaca. Toda fórmula que se use debe incluir hierro, así que asegúrese de buscar una que tenga hierro.

Fórmula lista para consumir

Las fórmulas listas para consumir son las más prácticas, pero también son las más costosas. Las marcas conocidas son más costosas que las fórmulas de marca de las tiendas porque los fabricantes de las primeras gastan más dinero en publicidad. 

  • Vierta la cantidad deseada de fórmula lista para consumir en el biberón limpio del bebé. Pregúntele a su proveedor de atención médica cuánta fórmula le debe dar al bebé en cada toma.

  • Una vez que abrió y preparó la fórmula, úsela enseguida o guárdela de manera segura. Podría echarse a perder si queda fuera del refrigerador a temperatura ambiente. Se debe consumir de inmediato. Si no, guárdela en el refrigerador.

    • Si no refrigera la fórmula preparada de inmediato, úsela en un lapso de 2 horas desde que la preparó y en menos de 1 hora desde que empieza a darle de comer. Si su bebé no termina de tomar el biberón en el transcurso de 1 hora, tire la fórmula que queda. 

    • Si no empieza a consumir la fórmula preparada en menos de 2 horas, ponga el biberón en el refrigerador de inmediato. Puede almacenarse solo durante 24 horas. Después de ese tiempo, debe tirarla.

  • Puede llenar biberones con la fórmula hasta con 24 horas de anticipación. Debe mantenerlos refrigerados hasta que los use. 

Fórmulas líquidas concentradas

Las fórmulas líquidas concentradas deben mezclarse con agua antes de usarlas. Siga cuidadosamente las instrucciones del envase. Usar demasiada agua o muy poca puede hacerle daño al bebé. Siga los siguientes consejos:

  • Use agua hervida después de que se enfríe.

  • Vierta todo el contenido de fórmula líquida concentrada en una jarra limpia.

  • Llene el envase con agua hasta el borde y agréguela a la jarra. Mézclela bien.

  • Vierta la cantidad deseada de fórmula lista para consumir en el biberón limpio del bebé.

  • Guarde la jarra con la fórmula mezclada en el refrigerador. Déjela solo durante 24 horas. Si no se refrigera, la fórmula solo es segura a temperatura ambiente durante 1 hora. Después de ese tiempo, debe tirarla. 

  • Pregúntele a su proveedor de atención médica cuánta fórmula le debe dar al bebé en cada toma.

Fórmulas en polvo concentradas

Las fórmulas en polvo concentradas deben mezclarse con agua antes de usarse. Las fórmulas líquidas no poseen microbios (son estériles), pero las fórmulas en polvo concentradas pueden adquirir microbios (bacterias) cuando las prepara o cuando las almacena. Siga estos consejos para proteger a su bebé y evitar que se enferme con estos microbios:

  • Las fórmulas en polvo concentradas deben mezclarse con agua limpia de una fuente segura. Puede ser agua embotellada o agua corriente hervida. Si no sabe con certeza si el agua corriente es segura para preparar la fórmula para bebés, llame al departamento local de aguas o de salud.

  • Lave y seque la tapa del envase de la fórmula antes de abrirla. Asegúrese de que el abrelatas, las cucharas y cualquier otro utensilio que use para preparar la fórmula estén limpios.

  • No mezcle la fórmula con el agua sino hasta que esté a punto de alimentar a su bebé.

  • Agregue la cantidad correcta de agua al biberón. Luego, agregue la cantidad correcta de fórmula en polvo. Es importante que agregue el agua primero. Agregar la fórmula al principio puede hacer que quede muy fuerte y le produzca diarrea al bebé.

  • Mezcle bien el agua y la fórmula.

  • Pruebe la temperatura de la fórmula mezclada volcando unas gotas en su muñeca. Si está muy caliente, enfríela poniendo el biberón bajo un chorro de agua fría. O bien, coloque el biberón en un “baño de hielo”. Asegúrese de que no entre el agua fría al biberón ni a la tetina.

  • Si no piensa usar la fórmula preparada de inmediato, póngala en el refrigerador y úsela en menos de 24 horas.

  • Es importante mantener limpio el envase de fórmula en polvo para evitar que crezcan bacterias.

  • Pregúntele a su proveedor de atención médica cuánta fórmula le debe dar al bebé en cada toma.

Cómo sostener al bebé y al biberón

Los siguientes son algunos consejos sobre cómo sostener a su bebé y al biberón:

  • Sostenga al bebé entre sus brazos, asegurándose de que la cabeza le quede un poco más alta que el resto del cuerpo.

  • Usar la posición correcta puede disminuir las probabilidades de que el bebé se ahogue.

  • Toque suavemente el labio inferior del bebé. Cuando el bebé abra la boca, ponga la tetina sobre la lengua, bien adentro de la boca.

  • Incline el biberón para que la tetina se llene de leche. Por seguridad, nunca deje el biberón apoyado sobre el bebé. El bebé puede ahogarse si se lo deja solo con el biberón apoyado sobre él.

  • El momento de alimentar a su bebé lo ayudará a afianzar su vínculo con el bebé y a generar confianza. Sostenga a su bebé cerca del cuerpo, establezca contacto visual y háblele.

  • No permita que su bebé se duerma mientras toma el biberón. Eso puede ocasionar daños en los dientes en el futuro.

Si el bebé parece tener hambre, pero no se está alimentando bien, puede probar con una tetina que tenga una forma diferente. También puede revisar la abertura de la tetina. Algunos bebés prefieren que la leche fluya rápidamente y se sentirán frustrados si el flujo es muy lento. Si el bebé tiene arcadas o se ahoga, es probable que necesite una tetina con un agujero más pequeño. El agujero más pequeño hará que el flujo sea más lento. 

Pruebe con diferentes tetinas de biberón. Deje que su bebé elija la tetina que mejor le funcione.

Cómo hacerlo eructar

Es fácil que los bebés traguen aire mientras se están alimentando. Hacerlos eructar ayuda a que el bebé elimine algo de ese aire. Estas son algunas sugerencias para hacer eructar a su bebé:

  • Haga eructar al bebé cuando se muestre inquieto, esté tratando de evitar la tetina o disminuya la velocidad con la que chupa. Esto por lo general sucede después de tomar de 1/2 a 1 onza (unos 14 a 28 ml) de fórmula y cuando haya terminado de alimentarse. 

  • Puede hacerlo eructar sentado mientras usted le sostiene el mentón, acostado boca abajo sobre su regazo, o en posición vertical con el estómago contra su hombro.

Cómo saber cuándo alimentarlo

  • No espere hasta que el bebé llore para alimentarlo. El llanto ya es una señal tardía de que el bebé está listo para alimentarse.

  • El bebé está listo para comer cuando pestañea o pasa sus manos por la boca al despertarse.

  • No fuerce al bebé a terminar el biberón si da señales de estar satisfecho. Eso puede hacer que el bebé coma más de lo que necesita.

  • Respete las señales de que ya está saciado. Estas incluyen retirarse del biberón, girar la cabeza, parecer somnoliento o dejar de alimentarse.

Ofrézcale un chupón si su bebé desea chupar después de haber terminado la cantidad de fórmula que le recomendó el proveedor de atención médica. Los bebés disfrutan de chupar. Pero los bebés que se alimentan con biberón pueden hacerlo tan rápido que les parezca que no tuvieron suficiente tiempo para chupar.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.