OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Aspirado y biopsia de la médula ósea

La médula ósea es la parte blanda y esponjosa del interior de los huesos. La función de la médula ósea es producir la mayoría de las células sanguíneas. El aspirado y la biopsia son procedimientos en los que se extrae una muestra de médula ósea para analizarla. En cada uno de los procedimientos, el proveedor de atención médica inserta una aguja en uno de sus huesos. Generalmente, se realiza en la parte posterior del hueso de la cadera. Luego, el proveedor médico toma una muestra de la médula ósea.

En el aspirado se extrae una muestra de líquido y de células, mientras que en la biopsia de médula ósea se extrae una muestra sólida del tejido. En cada caso, se envían las muestras a un laboratorio donde son analizadas. Los procedimientos pueden realizarse individualmente, aunque por lo general se realizan al mismo tiempo. Aquí encontrará más información sobre lo que debe esperar en estos procedimientos.

Vista lateral del cuerpo con el hueso de la cadera en imagen fantasma.

Por qué se realizan estos procedimientos

Estos procedimientos pueden realizarse por diversas razones. Pueden ayudar a diagnosticar determinados problemas o infecciones sanguíneas o de médula ósea. También permiten detectar determinados tipos de cáncer, como la leucemia. Pueden indicar si las células cancerosas de otras partes del cuerpo se han propagado a la médula ósea. Estos procedimientos también pueden realizarse durante tratamientos del cáncer, como la quimioterapia, para evaluar si están surtiendo efecto. Además, se pueden realizar antes de ciertos tratamientos, como un trasplante de células madre, que requieren una muestra de médula ósea. Su proveedor de atención médica le explicará por qué usted necesita estos procedimientos y responderá todas las preguntas que tenga.

Preparativos para el procedimiento

Prepárese para el procedimiento tal como se le indique. Además:

  • Dígale a su proveedor de atención médica lo siguiente:

    • Los medicamentos que toma. Estos incluyen los anticoagulantes, como la aspirina. También los medicamentos recetados y de venta libre, que incluyen los remedios a base de hierbas y otros suplementos. Quizás tenga que dejar de tomar algunos o todos estos medicamentos antes del procedimiento.

    • Las alergias que usted pueda tener a algún medicamento. Mencione si alguna vez ha tenido una reacción a los medicamentos que le hayan administrado durante otros análisis o procedimientos en el pasado.

    • Si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos.

    • Si está o podría estar embarazada.

  • Siga todas las indicaciones que le den sobre no comer ni beber nada antes del procedimiento.

El día del procedimiento

Los procedimientos pueden llevarse a cabo en el hospital, el centro de salud o el consultorio médico. Los realiza el proveedor de atención médica. Independientemente de que le hagan uno o los dos procedimientos, tenga en cuenta que estará entre 1 y 2 horas en el centro de salud. Es probable que regrese a su casa el mismo día.

Antes de que comience el procedimiento:

¿Qué puede suceder antes de que le realicen el procedimiento?

  • Es posible que le pongan una vía intravenosa en una vena del brazo o de la mano. Por allí le administrarán líquidos y medicamentos.

  • De ser necesario, le administrarán medicamentos (sedantes) para ayudarle a relajarse. Se los administrarán en píldoras, por inyección o a través de la vía intravenosa.

Durante el procedimiento

¿Qué sucede durante el procedimiento?

  • Usted se acostará de costado o boca abajo.

  • Se marca y limpia el sitio de donde se extraerán las muestras de médula ósea. El sitio más común es la parte posterior del hueso de la cadera. Otros lugares menos comunes son la parte delantera del hueso de la cadera o el esternón.

  • Se le inyectará un medicamento insensibilizador (anestesia local) en el sitio seleccionado.

  • El proveedor de atención médica le realizará un corte pequeño (incisión) en la piel anestesiada.

  • A continuación se realizan uno o ambos procedimientos. Asegúrese de estar inmóvil en el transcurso de los procedimientos. Es normal que sienta cierta presión o dolor durante cada uno de ellos.

    • Aspirado de medula ósea. Se introduce una aguja delgada a través de la incisión hasta llegar al hueso. Luego se conecta una jeringa a la aguja y se procede a extraer una muestra del líquido y las células de la médula ósea.

    • Biopsia de la médula ósea. El proveedor médico introduce una aguja diferente a través de la incisión hasta llegar al hueso. Luego se toma una cantidad pequeña de tejido de la médula ósea.

  • Las muestras se envían a un laboratorio donde son analizadas.

  • Al concluir el procedimiento, se ejercerá presión sobre el punto de inserción para detener el sangrado. Por último, el sitio se cubre con un apósito.

Después del procedimiento

La mayoría de las personas pueden regresar a casa después de un período de observación breve. Le darán medicamentos para controlar el dolor (analgésicos) si los necesita. Si le administraron un sedante, es posible que lo lleven a una sala de recuperación para que descanse mientras pasan los efectos del medicamento. Luego, será necesario que un familiar o amigo adulto lo lleve a su casa.

Recuperación en el hogar

Una vez que esté en casa, cumpla todas las instrucciones que le den:

  • Tome todos sus medicamentos de la forma indicada.

  • Cuide el sitio de punción según las instrucciones.

  • Revise el sitio de punción para ver si tiene signos de infección (lea más adelante).

  • Evite mojar el sitio de punción. No se bañe ni duche hasta que el proveedor de atención médica lo autorice. Si lo desea, podrá lavarse con una esponja o toalla pequeña.

  • Evite levantar objetos pesados o hacer otras actividades enérgicas, según las indicaciones.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

En cualquiera de los casos a continuación, llame a su proveedor de atención médica:

  • Fiebre de 100.4 °F ( 38 °C) o más o según las indicaciones de su proveedor de atención médica

  • Signos de infección en el sitio del procedimiento, como mayor enrojecimiento o hinchazón, sensación de calor o secreción maloliente

  • Sangrado continuo en el sitio de la biopsia

  • Aumento de dolor, hinchazón o entumecimiento alrededor del sitio de la biopsia

  • Aparición de un nuevo dolor, entumecimiento o debilidad en la pierna del lado que se realizó la biopsia.

Visitas de seguimiento

Su proveedor de atención médica le comentará los resultados una vez que estén listos. Por lo general, esto es una semana después del procedimiento.

Riesgos y posibles complicaciones de estos procedimientos

Las complicaciones son poco frecuentes, pero incluyen lo siguiente:

  • Sangrado profuso o hematomas en el sitio de punción

  • Infección en el sitio de punción

  • Fractura de un hueso

  • Infección en los huesos

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.