OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Infecciones urinarias relacionadas con el uso de sondas

La infección urinaria relacionada con el uso de sondas es una infección del aparato urinario. Las bacterias que ingresan en el aparato urinario cuando se coloca una sonda provocan estas infecciones. Una sonda es un tubo que se coloca en la vejiga para drenar la orina.

El aparato urinario

Este aparato incluye los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra. Los riñones filtran la sangre y producen la orina. Los uréteres llevan la orina desde los riñones hacia la vejiga. La vejiga almacena la orina. La uretra lleva la orina desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo.

¿Qué es una sonda urinaria?

Es un tubo delgado y flexible. Se coloca en la vejiga para drenar la orina. La orina fluye a través del tubo hacia una bolsa de recolección afuera del cuerpo. Hay diferentes tipos de sondas urinarias. El tipo más común se llama sonda implantada. También se la conoce como sonda uretral. Esto se debe a que se coloca dentro de la vejiga a través de la uretra. También se conoce como sonda de Foley.

Corte transversal de la vejiga donde se ve una sonda colocada.
Un pequeño balón mantiene al catéter en su lugar dentro de la vejiga.

¿Por qué es necesaria una sonda urinaria?

Es necesaria por alguna de las siguientes razones:

  • No puede moverse por un período después de una cirugía o una lesión.

  • Se sometió a una cirugía en la que estuvo mucho tiempo con anestesia.

  • Tiene una obstrucción en su sistema urinario.

  • Su proveedor de atención médica debe medir la cantidad exacta de orina que produce.

  • Le están haciendo pruebas de la función de los riñones y de la vejiga.

En la mayoría de los casos, el uso de la sonda urinaria por poco tiempo. La necesitará solo hasta que el problema que la requiere se solucione. 

¿Cómo se produce una infección urinaria relacionada con el uso de sondas?

Las bacterias pueden entrar al aparato urinario mientras se coloca la sonda en la uretra. También pueden entrar al aparato urinario mientras la sonda está colocada. Las bacterias más comunes que causan una infección urinaria relacionada con el uso de sondas son unas que viven en el intestino. Estas bacterias, por lo general, no causan problemas en el intestino. Pero cuando ingresan en el aparato urinario, se puede producir una infección urinaria.

¿Por qué una infección urinaria relacionada con el uso de sondas es preocupante?

Si no se trata, puede provocar problemas de salud. Estos problemas pueden incluir infecciones de la vejiga, la próstata y el riñón. Una infección de este tipo puede hacer que deba quedarse internado durante más tiempo. Si la infección no se trata a tiempo, puede tener problemas de salud graves.

¿Cuáles son los síntomas de una infección urinaria relacionada con el uso de sondas?

Informe a un proveedor de atención médica de inmediato si usted o un ser querido tienen alguno de estos síntomas:

  • Sensación de ardor, presión o dolor en la parte baja del abdomen.

  • Fiebre o escalofríos.

  • La orina de la bolsa de recolección está turbia o tiene sangre (rosa o roja).

  • Sensación de ardor en la uretra o en la zona de los genitales.

  • Dolor en la espalda (cerca de los riñones).

  • Náuseas y vómitos.

  • Confusión, somnolencia o cambios del comportamiento (afecta principalmente a las personas mayores).

Es posible que no tenga síntomas. Aún así, podría tener una infección urinaria.

¿Cómo se diagnostica una infección urinaria relacionada con el uso de sondas?

Si tiene síntomas de esta afección, su proveedor de atención médica le pedirá que se realice pruebas. Estas incluyen análisis de orina y análisis de sangre.

¿Cómo se trata una infección urinaria relacionada con el uso de sondas? 

El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Antibióticos. Es muy probable que su proveedor de atención médica le recete antibióticos si tiene síntomas. Tenga en cuenta que, si no tiene síntomas, es posible que no le receten antibióticos. Esto es para prevenir un aumento de las bacterias que determinados antibióticos no pueden matar.

  • Extracción de la sonda. La sonda se extraerá cuando su proveedor de atención médica decida que ya no es necesaria. Por lo general, ayuda a detener la infección.

  • Cambio de la sonda. Si aún necesita una sonda, se extraerá la anterior. Se colocará una nueva. Esto puede ayudar a detener la infección.

¿Cómo hace el personal del hospital y el centro de atención a largo plazo para prevenir las infecciones urinarias relacionadas con el uso de sondas?

Para evitar que los pacientes contraigan una infección de este tipo, el personal sigue estos pasos:

  • Recetan una sonda solo cuando es necesaria. La quitan de inmediato cuando deja de ser necesaria.

  • Antes de manipular la sonda, los cuidadores se lavan las manos o utilizan un limpiador a base de alcohol.

  • Utilizar un método limpio (estéril) para colocar la sonda en el aparato urinario. Esto significa que antes de colocar la sonda, el cuidador se lava las manos con agua y jabón. Luego, se coloca guantes estériles. Se utiliza un juego de sondas estériles con limpiadores para higienizar la zona genital.

  • La bolsa se cuelga por debajo de la altura de la vejiga. Esto ayuda a impedir que la orina vuelva a la vejiga.

  • Asegúrese de que vacíen la bolsa con regularidad.

  • Limpie la sonda intermitente. Es una sonda que se coloca para que pueda orinar. Luego se quita de inmediato. Podría tener que hacerlo varias veces al día.

¿Qué puede hacer usted como paciente para prevenir una infección urinaria relacionada con el uso de sondas?

Puede prevenirla haciendo lo siguiente:

  • Todos los días, pregúntele a su proveedor de atención médica cuánto tiempo debe tener la sonda puesta. Mientras más tiempo la tenga, más posibilidades hay de contraer una infección urinaria relacionada con el uso de sondas.

  • Pídale a un cuidador que se lave las manos y se coloque guantes antes de tocar su sonda.

  • Si le han enseñado cómo cuidar la sonda, lávese las manos antes y después de cada sesión.

  • Asegúrese de que la bolsa esté por debajo de la altura de la vejiga. Si no lo está, dígaselo a su cuidador.

  • No desconecte la sonda ni el tubo de drenaje. Hacerlo permite que entren microbios a la sonda.

  • Higienizar la zona genital y la perineal es muy importante. Ayuda a disminuir las bacterias alrededor de la sonda. Pregunte a su proveedor de atención médica qué debe utilizar y con qué frecuencia higienizar esas zonas.

Si le dan el alta con una sonda implantada

  • Antes de irse del hospital, asegúrese de saber cómo cuidar la sonda en su casa.

  • Pregunte a su proveedor de atención médica cuánto tiempo debe tener la sonda puesta. Además, pregunte si debe programar una visita de seguimiento para que le quiten la sonda.

  • Utilice un método limpio (estéril) siempre para cuidar su sonda. Lávese las manos antes y después de realizar los cuidados de la sonda.

  • Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si tiene síntomas de una infección urinaria relacionada con el uso de sondas (consulte arriba).

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.