OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

La enfermedad periodontal: regeneración tisular guiada (RTG)

Los dientes se mantienen fijos en su posición gracias a las encías, el hueso y otros tejidos. Sin embargo, la enfermedad periodontal puede ocasionar la descomposición del hueso. Pueden emplearse métodos, llamados procedimientos regenerativos, para estimular el crecimiento de hueso nuevo. Este crecimiento aumenta la altura del hueso que rodea el diente. De ese modo, le proporciona un mayor apoyo. Además, aumenta la cantidad de sujeción alrededor de la raíz del diente. Recuperar aunque sea la mitad del hueso perdido basta para prolongar la vida del diente. Uno de los tipos de procedimientos regenerativos se denomina regeneración tisular guiada.

Cómo actúa la regeneración tisular guiada

Es un método que se usa para reparar defectos periodontales, de modo que un diente, o varios, tengan mayor apoyo y estabilidad. La enfermedad periodontal (periodontitis) es un proceso en el que las bacterias atrapadas debajo de las encías provocan una infección crónica. Esto hace que los tejidos duros y blandos que sostienen el diente se descompongan. En algunos casos, esto hace que se generen espacios entre el diente y el hueso. Con frecuencia, esos espacios, o defectos óseos, se deben tratar con otro procedimiento llamado injerto. En este procedimiento, se coloca un material en el defecto para promover el crecimiento de hueso nuevo.

En la regeneración tisular guiada, se usa una membrana artificial que puede ser reabsorbible o no absorbible. Esta membrana impide que crezca tejido blando en los espacios. Bloquea el crecimiento de células de tejido blando, que crecen rápido, en ese lugar. De ese modo, pueden crecer las células que forman el hueso, que son de crecimiento más lento. La RTG se realiza de la siguiente manera:

  1. Cirugía en la encía y el hueso. Se abre la encía con un procedimiento llamado colgajo. Se limpia el área debajo de las encías para eliminar todas las bacterias. A continuación se coloca la membrana sobre el hueso dañado.

  2. Se separan los tejidos. Una vez colocada entre el hueso y la encía, la membrana proporciona espacio y tiempo para que el hueso se recupere y comience su propia regeneración.

  3. Cuidados durante la recuperación. Debe mantener una buena rutina de higiene bucal diaria. Y debe acudir al dentista con regularidad. Así, se asegurará de que las encías se mantengan saludables y no vuelva a ocurrir la periodontitis.

  4. Después de la cicatrización. Los puntos y la membrana se disuelven o los retira el dentista. En un plazo de 6 meses, el hueso se regenera para sostener el diente y se forma una nueva fijación alrededor de la raíz del diente.

Colocación de membrana en colgajo gingival cerca del diente.
Cirugía en la encía y el hueso
Diente y encías después de recuperarse de regeneración del tejido.
Después de la cicatrización

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.