OptimalCareInc Close Window
Library Search Go Advanced Search
Español (Inicio)

¿Qué son los quistes ováricos?

Un quiste ovárico es un saco lleno de líquido que se forma sobre un ovario o dentro de un ovario. Los ovarios son un par de órganos pequeños, con forma ovalada, que están en la parte baja del abdomen de una mujer. Alrededor de una vez al mes, uno de los ovarios libera un óvulo. Los ovarios también producen las hormonas estrógeno y progesterona. Estas hormonas intervienen en el embarazo, el ciclo menstrual y el crecimiento de las mamas.

Los quistes ováricos son muy comunes en mujeres de todas las edades. Las niñas también pueden tenerlos, pero es menos común. Existen distintos tipos de quistes de ovario. Pueden presentarse por varias razones y es posible que necesiten de distintos tratamientos. Los quistes pueden variar de tamaño entre media pulgada y más de 4 pulgadas (unos 10 centímetros).

Tipos de quistes ováricos

Existen distintos tipos de quistes ováricos:

Quiste funcional

Este es el tipo más común de quiste ovárico. Solo aparece en mujeres que aún no han pasado por la menopausia. Hay 2 tipos de quistes funcionales:

  • Quiste folicular. Este quiste se produce cuando un óvulo no es liberado y sigue creciendo dentro del ovario.

  • Quiste de cuerpo lúteo. Este tipo de quiste ocurre cuando el saco alrededor del óvulo no se disuelve después de liberado el óvulo.

Endometrioma

Es un quiste lleno de tejido y sangre viejos provenientes del endometrio (la mucosa que recubre el interior del útero). Se los suele llamar quistes de chocolate por su color oscuro. Pueden aparecer en las mujeres que tienen endometriosis.

Quiste dermoide

Este quiste se desarrolla a partir de células ováricas y óvulos. Pueden tener cabello, piel o grasa. Estos quistes son comunes en mujeres que están en edad fértil.

¿Cuáles son las causas de los quistes ováricos?

Los quistes pueden deberse a lo siguiente:

  • Síndrome del ovario poliquístico, una afección que produce múltiples quistes foliculares en los ovarios

  • Embarazo

  • Infección pélvica importante, como la clamidiosis

  • Masas no cancerosas

  • Cáncer (en raros casos)

  • Medicamentos para la fertilidad que provocan ovulación, como el clomifeno

Síntomas de un quiste ovárico

Muchas mujeres no tienen ningún síntoma provocado por el quiste. En las que sí tienen síntomas, lo más común es que sientan dolor o presión en la parte inferior del abdomen, del lado donde está el quiste. Este dolor puede ser sordo o agudo, y puede aparecer y desaparecer. Un quiste que se abre (se rompe) puede producir dolor repentino y agudo.

Otros síntomas de un quiste ovárico pueden ser los siguientes:

  • Dolor en la parte baja de la espalda (zona lumbar) o los muslos

  • Dificultades para vaciar completamente la vejiga

  • Dolor durante las relaciones sexuales

  • Aumento de peso

  • Dolor durante su período menstrual

  • Sensibilidad en las mamas

  • Sangrado vaginal anormal (en raros casos)

¿Cómo se diagnostica un quiste ovárico?

Su proveedor de atención médica, un obstetra, un ginecólogo, un enfermero especializado o una partera pueden diagnosticarle esta afección. Su proveedor de atención médica le preguntará sobre sus antecedentes de salud y sus síntomas. También le harán una exploración física. Probablemente incluirá una exploración ginecológica. Durante la exploración ginecológica, su proveedor de atención médica puede palpar la inflamación en el ovario. En las mujeres que no tienen síntomas, este suele ser el primer signo de un quiste.

Si el proveedor de atención médica cree que usted tiene un quiste ovárico, es posible que necesite hacerse pruebas. Estas pruebas pueden ayudar a que el proveedor sepa qué tipo de quiste tiene. Las pruebas también pueden ayudar a descartar otros problemas, como un embarazo ectópico. Estas pruebas pueden incluir las siguientes:

  • Ecografía. Emplea ondas de sonido para ver el tamaño, la forma y la ubicación del quiste. Puede mostrar si la masa es sólida o está llena de líquido.

  • Resonancia magnética. Usa imanes grandes y una computadora para generar una imagen detallada de la zona.

  • Prueba de embarazo. Se hace para ver si el quiste puede deberse a un embarazo.

  • Análisis de sangre. Permiten ver si hay problemas de hormonas y pueden servir para indicar si hay un mayor riesgo de cáncer.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.