OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Comprender la microsomía hemifacial (HMF) 

La microsomía hemifacial (HFM) es una afección que daña la forma de los huesos y tejidos del rostro. Es posible que el rostro de su hijo tenga un aspecto asimétrico. Esto se debe a que un lado del rostro está menos desarrollado. Más frecuentemente afecta la mandíbula, los pómulos y las orejas. En algunos casos, puede afectar ambos dos lados del rostro. Se trata de un problema congénito. Esto significa que su hijo nace con este problema. 

¿Qué causa la microsomía hemifacial? 

La HFM frecuentemente se da de forma aleatoria. Puede desarrollarse durante el embarazo alrededor de la 4.° semana de crecimiento de un bebé. Ocurre a causa de problemas con los vasos sanguíneos que no permiten que fluya suficiente cantidad de sangre al rostro. 

También puede ser hereditario en algunas familias. La HFM puede transmitirse (heredarse) a través de un gen defectuoso de las siguientes maneras:

  • Gen autosómico dominante. Esto significa que solamente uno de los padres transmite el gen al niño. Cada niño tiene 1 posibilidad en 2 de tener la afección.

  • Gen autosómico recesivo. Esto significa que ambos padres deben tener el gen para transmitirlo. Cada niño tiene 1 posibilidad en 4 de tener HFM.

  • Causa multifactorial. Esto significa que participan muchos factores. Los factores generalmente son genéticos y externos, por ejemplo, lesión durante el embarazo. 

Esta afección también puede presentarse en niños que tienen otros problemas cromosómicos. Los cromosomas son las estructuras de las células que transportan nuestros genes. Estos tipos de problemas generalmente ocurren al azar. 

Síntomas de la HFM 

Los síntomas pueden presentarse de manera diferente en cada niño. Pueden ser de leves a graves. Las áreas de un lado del rostro puede tener menos crecimiento y tener diferente forma, por ejemplo:

  • La parte externa y media de las orejas

  • El costado del cráneo

  • El hueso alrededor del ojo

  • Grosor de la mejilla

  • Mandíbula superior e inferior

  • Dientes 

La afección también puede afectar algunos de los nervios del rostro. Esto puede causar debilidad y problemas para mover partes del rostro. En algunos casos, otras partes del cuerpo también podrían verse afectadas por la HFM. 

Diagnosticar la HFM 

Un genetista puede diagnosticar la HFM. Este es un médico con formación adicional para diagnosticar y tratar afecciones que se transmiten en las familias (afecciones genéticas). El médico analizará la historia clínica de su hijo. Este le hará un examen físico. También es posible que su hijo deba someterse a pruebas tales como:   

  • Radiografías de la cabeza. Las radiografías emplean una pequeña cantidad de radiación para mostrar los tejidos y los huesos dentro del cuerpo.

  • Tomografía computarizada. Una tomografía computarizada usa una serie de radiografías para mostrar imágenes detalladas del cuerpo. Es posible que su hijo deba realizarse una tomografía computarizada de la cabeza. Esta prueba mostrará sus huesos, músculos y otros tejidos. 

Tratamiento de la HFM 

Si su hijo tiene cambios faciales graves, es posible que deba someterse a varias cirugías. En este caso, un equipo especialista en anomalías craneofaciales revisará a su hijo. Este es un grupo de médicos que diagnostican y tratan problemas del rostro. 

Este equipo puede incluir:

  • Un cirujano craneofacial que pueda realizar cirugía de la mandíbula y reconstrucción de las orejas

  • Un oftalmólogo para diagnosticar y tratar problemas de los ojos y de la vista

  • Un ortodoncista para controlar y tratar el crecimiento y la posición de la mandíbula

  • Un médico de oído, nariz y garganta (otorrinolaringólogo) para controlar la pérdida de audición

  • Un terapeuta del habla para ayudar con los problemas del habla 

El tratamiento de su hijo puede incluir:

  • Arreglar la mandíbula inferior de su hijo mediante un injerto óseo tomado de las costillas del niño

  • Usar un dispositivo para cambiar la forma de la mandíbula de su hijo

  • Cirugías para arreglar las orejas o las mejillas de su hijo

  • Extraer o cambiar la posición de los dientes de su hijo 

Posibles complicaciones de la HFM 

Si su hijo tiene cambios faciales leves, es posible que no corra riesgo de sufrir complicaciones. Los niños con cambios más graves pueden ser más propensos a tener problemas. Estos pueden incluir:

  • Pérdida de audición

  • Problemas para comer

  • Problemas con la autoimagen 

Ayudar a su hijo a vivir con HFM 

Los grupos de apoyo de HFM pueden ayudarlos a usted y a su hijo. Consulte con el proveedor de atención médica de su hijo sobre grupos de apoyo en su área.

 

Cuándo debe llamar al proveedor de atención médica de su hijo 

Llame al proveedor de atención médica si su hijo tiene:

  • Problemas para comer

  • Problemas para aumentar de peso

  • Otros problemas nuevos

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.