OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Riesgos y efectos secundarios de los medicamentos opioides

Si los opioides se usan siguiendo las indicaciones, suelen ser seguros. Y pueden ayudar a aliviar el dolor con eficacia. Pero tienen riesgos y efectos secundarios que es importante que conozca. El riesgo más grave es la sobredosis de opioides. Sobredosis quiere decir usar una dosis demasiado alta. Por este motivo, es fundamental que usted y sus seres queridos entiendan los síntomas que presenta una sobredosis de opioides y qué hacer si ocurre. 

Riesgos de los medicamentos opioides

Si toma opioides con regularidad por largo tiempo, existe el riesgo de que desarrolle tolerancia o dependencia a esos medicamentos. También está el riesgo de adicción. Pero es mucho menos común si los opioides se toman siguiendo las indicaciones y estando bajo el control de un proveedor de atención médica. Es importante que entienda la diferencia entre tolerancia, dependencia y adicción. Eso lo ayudará a saber qué esperar cuando usa opioides y qué hacer si sospecha que puede haber adicción. 

  • Tolerancia. Significa que su cuerpo necesita una dosis cada vez más alta para lograr los mismos efectos de alivio del dolor. La mayoría de las personas que usan opioides por más que unas pocas semanas desarrollará tolerancia. Esto es normal. Su proveedor de atención médica colaborará con usted para tratar la tolerancia y tomará todas las medidas necesarias para que su dolor siga estando bajo control.

  • Dependencia. Significa que su cuerpo tendrá síntomas de abstinencia si reduce la dosis o deja de usar el medicamento. Estos síntomas pueden incluir insomnio, ritmo cardíaco acelerado, respiración acelerada y diarrea. Desarrollar dependencia es común para la gente que toma opioides con regularidad por un largo período. Cuando sea momento de dejar el medicamento, su proveedor trabajará junto a usted para ir reduciendo la dosis poco a poco. Así se disminuirá el riesgo de tener síntomas de abstinencia. Nunca deje de tomar el medicamento ni reduzca la cantidad que usa sin hablar primero con su proveedor. Nota: La dependencia no es lo mismo que la adicción.

  • Adicción. La adicción se produce cuando la persona tiene la necesidad imperiosa de conseguir el medicamento. No puede dejar de usarlo a pesar de los daños y efectos negativos que pueda causarle. Algunas personas corren un mayor riesgo de tener adicciones. Por ejemplo, aquellas que tienen antecedentes de abuso de drogas. El proveedor hará controles con regularidad. También vigilará que no presente signos de adicción. Si sospecha que se puede estar desarrollando una adicción al medicamento, llame a su proveedor de inmediato.

¿Qué es un trastorno por uso de opioides?

El trastorno por uso de opioides es uno de los riesgos de tomar medicamentos opioides. Puede diagnosticarse si la persona muestra un patrón de tomar opioides aunque eso tenga consecuencias negativas tales como las siguientes:

  • Que el opioide interfiera con sus obligaciones familiares, personales o laborales. Incluye evitar situaciones por el uso de opioides.

  • Que haya problemas físicos o psicológicos debido al uso de este medicamento.

  • Que se pase mucho tiempo o cada vez más tiempo intentando conseguir y usar opioides y, luego, recuperándose de su uso.

  • Que se intente reducir o detener el uso de opioides, pero sin éxito.

  • Que use más cantidad de opioide que lo recetado, que lo use por más tiempo que el indicado o que lo use en situaciones poco seguras (por ejemplo, al conducir un vehículo).

  • Que haya síntomas no controlados de tolerancia o del síndrome de abstinencia.

Si usted o algún familiar sospechan que puede haber un trastorno por uso de opioides, comuníquese con su proveedor de atención médica de inmediato. Puede ayudarlo a evaluar el problema. También puede brindarle tratamiento si es necesario. 

Riesgo de sobredosis

Los opioides afectan la parte del cerebro que controla la respiración. La sobredosis de opioides puede hacer que su respiración disminuya demasiado. Incluso podría dejar de respirar. Puede ser mortal. Llame enseguida al 911 si se sospecha que cualquier persona está experimentando una sobredosis. 

Los siguientes son tres síntomas de una sobredosis de opioides:

  • Pupilas puntiformes (achicamiento de los círculos oscuros que están en el centro de los ojos).

  • Detención de la respiración o respiración lenta.

  • La persona se desmaya y no responde (pérdida del conocimiento).

Otros signos y síntomas para estar atento:

  • Debilidad del cuerpo

  • Cara pálida

  • Piel fría y sudorosa

  • Labios y uñas de los dedos de las manos morados o azules

  • Vómitos 

Su proveedor de atención médica puede recetarle un medicamento llamado naloxona en caso de sobredosis de opioide. Si la naloxona se administra dentro de un período determinado, puede ayudar a revertir los efectos de la sobredosis que pueden poner en riesgo la vida. Igualmente necesitará cuidado de emergencia.

Efectos secundarios de los medicamentos opioides

Algunos efectos secundarios son comunes cuando se toman opioides. Por ejemplo:

  • Estreñimiento

  • Náuseas

  • Somnolencia

  • Limitación en las habilidades motoras

  • Problemas para vaciar la vejiga (retención urinaria)

Los medicamentos opioides también pueden causar problemas con la memoria, el pensamiento y el sentido de la realidad, especialmente en los adultos mayores. 

Si tiene alguno de estos efectos secundarios, hable con su proveedor de atención médica o farmacéutico. Puede darle consejos para controlarlos. Podrían ser, por ejemplo:

  • Reducir la dosis del opioide. (Nunca haga esto sin hablar primero con su proveedor).

  • Probar un tipo o marca diferente de medicamento opioide.

  • Agregar otro medicamento para tratar el efecto secundario. 

En algunos casos, su proveedor puede tomar medidas para ayudar a prevenir los efectos secundarios que es probable que se presenten. Por ejemplo, para ayudar a evitar el estreñimiento, su proveedor puede recetarle un laxante o un ablandador fecal al mismo tiempo que comienza su tratamiento con opioides. Puede recomendarle que coma más alimentos que contengan mucha fibra.

Puede haber efectos secundarios más graves o más duraderos si no usa los opioides exactamente según las instrucciones que haya recibido. El uso indebido de los opioides puede ocasionar daños en el hígado y en el cerebro. Haga lo siguiente para prevenir estos efectos secundarios:

  • Nunca use más opioides que los que le haya recetado su proveedor de atención médica.

  • Nunca combine los opioides con medicamentos no recetados.

  • Nunca use drogas ilegales ni beba alcohol durante el tiempo que use los opioides.

  • No use los opioides con benzodiacepinas (como el lorazepam o el alprazolam). La combinación de los opioides con este tipo de medicamentos se asocia con riesgos graves. Entre ellos se encuentran los siguientes: mucha somnolencia, respiración lenta y la muerte. Avise a su proveedor si está tomando benzodiacepinas.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Lo vigilarán atentamente durante su tratamiento con medicamentos opioides. Pero debe llamar a su proveedor de inmediato si tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Dolor nuevo, dolor que empeora o dolor que no se alivia incluso después de tomar su medicamento

  • Efectos secundarios, como estreñimiento y náuseas, que le impiden hacer sus actividades diarias

  • Somnolencia extrema

  • Problemas respiratorios

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.