OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Cómo tomar medicamentos opioides

Para cuidar su salud y seguridad, es importante que tome los opioides exactamente según le hayan indicado. Así se asegurará de que funcionen correctamente. También disminuirá la probabilidad de sufrir efectos secundarios y de usar una dosis demasiado alta ( sobredosis). Cada medicamento opioide es diferente y tiene sus propias instrucciones de uso. Su proveedor de atención médica lo ayudará a entender los medicamentos que le receten y cómo usarlos. Si tiene preguntas o dudas, hable con el proveedor de atención médica. 

Cómo usar los opioides de forma segura

Los opioides pueden funcionar muy bien para aliviar el dolor. Pero si usa demasiada cantidad, por demasiado tiempo o de manera incorrecta, puede ser dañino. Para ayudar a reducir los riesgos para su salud, asegúrese de seguir estos consejos de seguridad.

  • Averigüe si debe administrarse el medicamento con regularidad o solo cuando es necesario.

  • Si debe administrarse regularmente, hágalo en el horario correspondiente y con la dosis correcta. Si olvida tomar una dosis, no tome el doble a la vez siguiente.

  • Use un registro de medicamentos, una aplicación o un calendario para hacer un seguimiento del uso de su medicamento. Así podrá cumplir con el cronograma y evitará saltar dosis o tomar dosis adicionales.

  • Si toma dosis líquidas de opioides, use una cuchara medidora o un gotero. De ese modo, podrá asegurarse de que la dosis sea la correcta.

  • Informe de inmediato a su proveedor de atención médica sobre cualquier efecto secundario que tenga.

  • No corte, triture ni altere el medicamento de ninguna forma.

  • No use los opioides de otra persona ni comparta los suyos con otros.

  • No conduzca ni opere equipos peligrosos o herramientas eléctricas mientras esté usando opioides.

  • Revise las fechas de vencimiento con regularidad. Deseche los medicamentos vencidos de la manera adecuada. 

Tenga cuidado con las interacciones entre los medicamentos.

Algunos medicamentos pueden ser peligrosos, incluso mortales, si se los usa con opioides. Por eso es importante informar a su proveedor de atención médica y a su farmacéuticos acerca de todos los medicamentos que usa. Eso incluye todos los medicamentos de venta libre, hierbas medicinales, suplementos e incluso drogas ilegales. Los siguientes son algunos de los medicamentos que puede ser inseguro tomar junto con opioides:

  • Analgésicos de venta libre, como el paracetamol

  • Otros opioides recetados

  • Benzodiacepinas (clonazepam, alprazolam u otros medicamentos similares)

  • Relajantes musculares o miorrelajantes (ciclobenzaprina, carisoprodol u otros medicamentos similares)

  • Somníferos (ayudas para dormir, como el zolpidem u otros medicamentos similares)

Advertencia: Nunca combine opioides con alcohol ni drogas ilegales. Puede ser mortal.

Signos y síntomas de una sobredosis de opioides

Los opioides afectan la parte del cerebro que controla la respiración. Una sobredosis de opioides puede lentificar demasiado la respiración y hasta detener la respiración de una persona. Puede ser mortal. Llame enseguida al 911 si se sospecha que cualquier persona está experimentando una sobredosis.

Los tres signos o síntomas principales que debe buscar son los siguientes:

  • Pupilas puntiformes (achicamiento de los círculos oscuros que están en el centro de los ojos).

  • La respiración se vuelve lenta o se detiene.

  • Pérdida del conocimiento. Es cuando una persona se desmaya y no responde.

Otros signos y síntomas para estar atento:

  • Debilidad del cuerpo

  • Cara pálida

  • Piel sudorosa

  • Labios y uñas de los dedos de las manos morados o azules

  • Vómitos

Cómo guardar los opioides de forma segura

Es necesario almacenar los opioides de una forma segura. Esto ayuda a proteger a otras personas (tanto adultos como niños) de tomar el medicamento accidentalmente. También ayuda a prevenir el robo y el uso inadecuado del medicamento. Si es posible, guarde el medicamento en un contenedor o armario bajo llave al que otras personas no puedan acceder. Guarde el medicamento en un lugar fresco y seco. En lo posible, que no sea en el baño. Vuelva a colocar el medicamento en su lugar de guardado seguro después de cada uso. 

Cómo desechar los opioides

Los opioides que no se usaron o que se vencieron se deben desechar adecuadamente para prevenir daños. Cuando ya no tenga que administrárselos, no conserve su medicamento ni se lo dé a otras personas por ningún motivo. Una única dosis de opioides puede ser suficiente para ocasionar la muerte si lo usa una persona distinta, a quien no se lo recetó. Cómo desechar con seguridad su medicamento:

  • Busque el programa de desecho de medicamentos de su comunidad. Esto puede implicar llevar el medicamento a una farmacia o a una estación de policía local.

  • Algunas farmacias también tienen programas de devolución por correo. Por lo general, consisten en enviar el medicamento por correo en un sobre especial para el desecho de medicamentos.

Si estas opciones no están disponibles en su zona, pídale ayuda a su proveedor de atención médica.

Recomendaciones de la FDA para el desecho

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) también brinda pautas sobre cómo desechar los opioides por el inodoro o con los residuos. Encontrará más información en el siguiente sitio web: www.fda.gov/consumers/consumer-updates/where-and-how-dispose-unused-medicines. Consulte siempre a la empresa local de agua y tratamiento de desechos para saber si se permite arrojar opioides por el inodoro en su ciudad o estado. 

Cómo detener el tratamiento con opioides

Si usa el opioide por varias semanas, su cuerpo se acostumbra a tenerlo. Cuando lo deje, podría tener síntomas de abstinencia que pueden ser de leves a intensos. La lista de posibles síntomas de abstinencia es muy larga. Pueden incluir lo siguiente:

  • Agitación y ansiedad

  • Dolores musculares

  • Sudoración

  • Dilatación de las pupilas

  • Lagrimeo en los ojos

  • Goteo nasal

  • Dificultad para dormir

  • Náuseas o vómitos

  • Calambres abdominales

  • Diarrea

  • Pulso cardíaco acelerado

Para detener el tratamiento con opioides de una manera segura y ayudar a manejar los síntomas de abstinencia, necesitará ayuda de su proveedor de atención médica. En la mayoría de los casos, se disminuirá la cantidad de medicamento que usa. Se irá retirando el medicamento gradualmente durante varias semanas. Si es necesario, se pueden usar también otros tratamientos y medicamentos para ayudar con este proceso. A medida que el opioide se elimina del organismo, este se readapta a no tenerlo. Los síntomas de abstinencia deberían desaparecer. El tiempo que esto demora depende de cada persona.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.