OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

¿Qué es la bronquiectasia?

La bronquiectasia es una afección en la que las vías respiratorias de los pulmones (bronquios y bronquiolos) se dañan y se vuelven más anchos que lo normal. Con el tiempo, las paredes de las vías respiratorias se engrosan y forman cicatrices. Las vías respiratorias dañadas no pueden eliminar bien la mucosidad. Por eso, se acumula la mucosidad en las vías respiratorias. Esto aumenta el riesgo de infección en los pulmones. La bronquiectasia es una afección de largo plazo (crónica).

¿Cuáles son las causas de la bronquiectasia?

Los expertos no saben exactamente a qué se debe esta afección. La bronquiectasia puede estar presente en el momento del nacimiento (congénita) o puede aparecer más adelante en la vida (adquirida). Puede presentarse a cualquier edad. También aparece en personas con infecciones pulmonares que tienen daño crónico en las vías respiratorias debido a otros problemas de salud.

Los fumadores y aquellos con enfermedades pulmonares de largo plazo tienen más probabilidades de presentar bronquiectasia. Algunas de las afecciones que aumentan las probabilidades de tener bronquiectasia son las siguientes:

  • Fibrosis quística

  • Infecciones pulmonares tales como la neumonía, la tuberculosis o la tos ferina

  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

  • Problemas con el sistema de defensa del cuerpo (sistema inmunitario)

  • Aspergilosis broncopulmonar alérgica

  • Problemas de largo plazo por inhalar comida o líquidos en los pulmones (aspiración)

  • Ciertas enfermedades autoinmunitarias, como la artritis reumatoide, el síndrome de Sjögren y la enfermedad de Crohn

  • Trastornos que afectan a la función de los cilios, como la disquinesia ciliar primaria

  • Vías respiratorias bloqueadas, por ejemplo, por un tumor o por haber inhalado un objeto

  • Problemas pulmonares que están presentes desde el nacimiento (congénitos)

Síntomas de la bronquiectasia

Los daños en las vías respiratorias suelen comenzar en la niñez. Puede que no tenga síntomas hasta meses o años después de infecciones pulmonares repetidas. Algunas personas no tienen síntomas o tienen pocos. Otras tienen síntomas todos los días que empeoran con el tiempo. Algunos de los más frecuentes son los siguientes:

  • Tos crónica que se presenta a diario y dura meses o años

  • Toser mucha cantidad de mucosidad espesa que puede tener sangre, partículas atrapadas y pus

  • Dificultad para respirar, como falta de aliento y silbidos al respirar

  • Inflamación de la nariz y los senos paranasales (rinosinusitis)

  • Inflamación del recubrimiento de los pulmones (pleuresia o pleuritis)

  • Cansancio

  • Dolor en el pecho

  • La carne debajo de los dedos se vuelve más gruesa (acropaquia)

  • Pérdida de peso o nivel de crecimiento anormal en los niños

¿Cómo se diagnostica la bronquiectasia?

Su proveedor de atención médica le preguntará sobre sus antecedentes de salud y sus síntomas. También le harán un examen físico. Eso incluye escuchar los sonidos de su pecho con un estetoscopio. Puede que necesite pruebas y análisis para ayudar a obtener el diagnóstico; por ejemplo:

  • Análisis de sangre. Permite ver si hay infección, problemas del sistema inmunitario y su estado general de salud.

  • Cultivo de esputo. Es un análisis de la mucosidad de los pulmones. Se hace para ver si tiene una infección bacteriana o fúngica (de hongos).

  • Radiografía del tórax (pecho). Se hace para obtener información sobre el corazón y los pulmones.

  • Tomografía computarizada del tórax (pecho). Permite ver imágenes detalladas de las vías respiratorias. Suele usarse con mayor frecuencia para hacer el diagnóstico.

  • Pruebas del funcionamiento de los pulmones y ejercicio. Incluyen una espirometría y una prueba de caminata de 6 minutos. Estas pruebas muestran qué tan bien están funcionando los pulmones y si usted es capaz de llevar suficiente oxígeno al cuerpo, incluso cuando se esfuerza.

  • Análisis de sudoración. Es posible que le hagan esta u otras pruebas para diagnosticar fibrosis quística.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.