OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Retención de cera en los oídos

Rostro de un hombre girado parcialmente donde pueden verse las estructuras del oído interno.
Inner ear structures including ear canal and eardrum.

La retención de cera en los oídos se produce por la acumulación de la cera natural del oído, lo cual es muy común. Esto puede causar síntomas como la pérdida de la audición. También puede dificultar que un proveedor de atención médica le examine el oído.

¿Qué es el cerumen?

En el oído, hay glándulas diminutas que producen sustancias que, combinadas con las células muertas de la piel, forman el cerumen (la cera del oído). Dicha cera ayuda a proteger el canal auditivo del agua, la suciedad, las infecciones y las heridas. Con el tiempo, el cerumen viaja del interior del canal auditivo hasta la entrada de este canal. Y luego se va naturalmente. Sin embargo, en algunos casos, no logra llegar a la entrada de ese canal. Esto puede deberse a un problema de salud o a objetos introducidos en el oído. A medida que la persona envejece, el cerumen tiende a hacerse más duro y menos fluido. Los adultos mayores tienen más probabilidades de tener problemas de acumulación de cerumen.

¿Qué causa la retención de cerumen?

Muchas afecciones pueden provocar la acumulación de cera en el oído. Algunas causan un bloqueo físico. Otras provocan la producción excesiva de cerumen. Las siguientes son algunas de las afecciones que pueden causar la acumulación de cera en el oído:

  • bloqueo óseo en el oído (osteoma o exostosis);

  • infecciones, como la del oído externo (otitis externa);

  • enfermedades de la piel, como un eczema;

  • enfermedades autoinmunitarias, como el lupus;

  • canal auditivo estrechado de nacimiento, por inflamación crónica o lesión;

  • exceso de cerumen debido a una lesión;

  • exceso de cerumen debido a la presencia de agua en el canal auditivo.

Introducir objetos repetidas veces en el oído también puede provocar la retención de cera en el oído. Por ejemplo, usar hisopos de algodón puede empujar el cerumen más adentro en el oído. Con el tiempo, esto puede causar un bloqueo. Los audífonos, los tapones para nadar y los tapones a medida pueden causar el mismo problema si se los usa con frecuencia.

En algunos casos, la causa del cerumen retenido se desconoce.

Síntomas de la retención de cerumen

Generalmente, el exceso de cera en el oído no causa ningún síntoma, a menos que haya una gran cantidad acumulada. En ese caso, puede causar los siguientes síntomas:

  • pérdida de la audición;

  • dolor de oído;

  • sensación de llenura en el oído;

  • picazón en el oído;

  • olor proveniente del oído;

  • secreción del oído;

  • mareos;

  • zumbidos en los oídos;

  • tos.

Tratamiento de la retención de cerumen

Si no tiene síntomas, es posible que no necesite tratamiento. La cera del oído suele irse por sí sola con el tiempo. Si tiene síntomas, es posible que reciba uno o más de los siguientes tratamientos:

  • Gotas para los oídos que ayudan a ablandar el cerumen. Esto contribuye a que la cera se vaya con el tiempo.

  • Enjuague del canal auditivo con agua. Se realiza en el consultorio de un proveedor de atención médica.

  • Extracción del cerumen con herramientas pequeñas. También se realiza en el consultorio de un proveedor.

En casos poco frecuentes, algunos tratamientos para extraer el cerumen pueden causar las siguientes complicaciones:

  • infección del oído externo;

  • dolor de oído;

  • pérdida de la audición por un período corto;

  • mareos;

  • agua atrapada en el canal auditivo;

  • perforación en el tímpano;

  • zumbidos en los oídos;

  • sangrado del oído.

Consulte con su proveedor de atención médica sobre cuáles son los riesgos más probables en su caso.

Los proveedores de atención médica desaconsejan el uso de las velas y de los equipos de limpieza para los oídos. No está probado que estos métodos funcionen y pueden causar problemas.

Prevención de la retención de cerumen

Es posible que no pueda prevenir la retención de cerumen si tiene una afección que lo provoca, por ejemplo, un eczema. En otros casos, puede hacer lo siguiente para evitar la acumulación de cerumen:

  • Use gotas para los oídos una vez por semana.

  • Haga que le realicen limpiezas regulares de oído cada seis meses.

  • Evite usar hisopos de algodón en el oído.

Cuando llamar al proveedor de atención médica

Llame al proveedor de atención médica de inmediato si presenta lo siguiente:

  • síntomas de la retención de cerumen;

  • síntomas graves luego de la extracción del cerumen, como sangrado o dolor de oído intenso.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.