OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Si su hijo tiene faringitis o amigdalitis

A su hijo le duele la garganta. Es posible que esto se deba al enrojecimiento y a la hinchazón (inflamación) de la zona. La garganta se inflama con mayor frecuencia en dos áreas. Estas son la faringe y las amígdalas. La inflamación de la faringe (faringitis) y la inflamación de las amígdalas (amigdalitis) son muy comunes en los niños. Esta hoja le indica lo que usted puede hacer para aliviar el dolor de garganta de su hijo.

Vista frontal de una cara con la boca abierta donde se compara la cavidad bucal y las amígdalas con una garganta inflamada y amígdalas agrandadas.

¿Cuáles son las causas de la faringitis o la amigdalitis?

En la mayoría de los casos, la faringitis y la amigdalitis se deben a infecciones virales o bacterianas.

¿Cuáles son los síntomas de la faringitis o la amigdalitis?

El principal síntoma en ambos casos es el dolor de garganta. Además, el niño podría tener fiebre, enrojecimiento o hinchazón de la garganta y dificultad para tragar. Puede sentirle bultos irregulares en el cuello.

¿Cómo se diagnostica la faringitis o la amigdalitis?

El proveedor de atención médica examinará la garganta de su hijo. El proveedor de atención médica podría obtener una muestra de la garganta con un hisopo. El hisopo se enviará a analizar para ver si contiene las bacterias causantes de una infección llamada “amigdalitis estreptocócica”. Si es necesario, puede realizarse un análisis de sangre para detectar infecciones virales como la mononucleosis.

¿Cómo se trata la faringitis o la amigdalitis?

Si el dolor de garganta de su hijo se debe a una infección bacteriana, el proveedor de atención médica podría recetarle antibióticos. En caso contrario, puede tratar el dolor de garganta del niño en su casa. Cómo hacerlo:

  • Déle a su hijo paracetamol o ibuprofeno para aliviarle el dolor. No use ibuprofeno para bebés menores de 6 meses de edad ni para niños que estén deshidratados o vomitando todo el tiempo. Pregunte al proveedor de atención médica de su hijo cuánto medicamento debe darle y cuándo.

  • No se debe administrar aspirina para aliviar la fiebre. La administración de aspirinas para bajar la fiebre puede producir una afección grave denominada síndrome de Reye.

  • Déle a su hijo líquidos frescos para beber.

  • Indique a su hijo que haga gárgaras de agua salada tibia, si le ayudan a aliviar el dolor.

  • Puede probar un aerosol anestésico de venta libre.

Siempre hable con el proveedor de atención médica de su hijo antes de darle cualquier medicamento de venta libre, sobre todo si es la primera vez que el niño lo usa.

¿Cuáles son los asuntos que hay que abordar a largo plazo?

Si su hijo tiene dolores de garganta a menudo, llévelo a ver a un proveedor de atención médica. Los problemas recurrentes del niño también podrían aliviarse sacándole las amígdalas.

Cuándo debe llamar al proveedor de atención médica de su hijo

Llame de inmediato al proveedor de atención médica de su hijo si el niño tiene alguno de estos síntomas:

  • Fiebre (consulte “La fiebre y los niños”, a continuación)

  • Dolor de garganta persistente por 2 o 3 días

  • Dolor de garganta con fiebre, dolor de cabeza, dolor de estómago o erupción

  • Dificultad para girar o enderezar la cabeza

Cuándo llamar al 911

Llame al 911 de inmediato si su hijo tiene cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Dificultad para tragar o babeo

  • Dificultad para respirar, o necesidad de inclinarse hacia delante para hacerlo

  • Problemas para abrir la boca por completo

  • Problemas para hablar

  • Piel de color azulado, violeta o gris

  • Pérdida del conocimiento o problemas para caminar

  • Sensación de desvanecimiento o mareos

  • Falta de aliento y ritmo cardíaco acelerado

La fiebre y los niños

Use un termómetro digital para tomar la temperatura de su hijo. No use un termómetro de mercurio. Existen distintos tipos de termómetros digitales. Estos incluyen uno para la boca, el oído, la frente (temporal), el recto o la axila. La temperatura tomada en el oído no es precisa antes de los 6 meses de edad. No tome la temperatura por boca hasta que su hijo tenga, por lo menos, 4 años de edad.

Use el termómetro rectal con cuidado, ya que puede perforar el recto accidentalmente y transmitir microbios de las heces. Siga las instrucciones del fabricante del producto para usarlo adecuadamente. Si no se siente cómodo usando un termómetro rectal, use uno de otro tipo. Cuando hable con el proveedor de atención médica de su hijo, infórmele qué tipo usó para tomar la temperatura del niño.

A continuación, hay valores de referencia que lo ayudarán a saber si su hijo tiene fiebre. Es posible que el proveedor de atención médica de su hijo le dé valores diferentes.

Bebé menor de 3 meses:

  • Primero, pregúntele al proveedor de atención médica de su hijo cómo debe tomarle la temperatura.

  • En el recto o en la frente: 100,4 °F (38 °C) o más alta

  • En la axila: 99 °F (37,2 °C) o más alta

Niño de 3 a 36 meses (3 años):

  • En el recto, la frente o el oído: 102 °F (38,9 °C) o más alta

  • En la axila: 101 °F (38,3 °C) o más alta

Llame al proveedor de atención médica en los siguientes casos:

  • Picos de fiebre reiterados de 104 °F (40 °C) o más

  • Fiebre que dura más de 24 horas en un niño menor de 2 años

  • Fiebre que dura 3 días en un niño de 2 años o más

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.