OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Cuando su hijo tiene osteomielitis

A su hijo le han diagnosticado osteomielitis, que es una infección de un hueso causada por un germen (bacteria u hongo). En los niños, lo más frecuente es que la infección se produzca en los huesos largos de los brazos y las piernas. Es posible que a su hijo lo remitan a un traumatólogo (un especialista en problemas de huesos y articulaciones) o a un especialista en enfermedades infecciosas (infectólogo) para que realice una evaluación y tratamiento.

Vista frontal de la sección transversal de la articulación de la cadera que muestra una infección en el hueso de la pierna.

¿Cuáles son las causas de la osteomielitis?

Los gérmenes, como las bacterias y los hongos, pueden causar osteomielitis. El tipo más común de bacteria que causa osteomielitis se denomina Staphylococcus aureus o estafilococo. Las bacterias y los hongos pueden entrar al cuerpo a través de:

  • heridas o articulaciones infectadas;

  • infecciones que se propagan desde otras partes del cuerpo;

  • fracturas expuestas;

  • objetos extraños que lastiman la piel.

Las personas que corren mayor riesgo de sufrir una infección de huesos son niños que:

  • no tienen bazo;

  • se someten a diálisis;

  • tienen anemia drepanocítica;

  • reciben tratamiento con medicamentos inmunodepresores, como quimioterapia;

  • tienen diabetes.

Sin embargo, cualquier niño puede tener esta infección. En algunos casos, es posible que nunca se encuentre la causa de la infección.

¿Cuáles son los síntomas de la osteomielitis?

Busque asistencia médica de inmediato si su hijo presenta cualquiera de estos síntomas:

  • Fiebre de 100.4 °F ( 38 °C) o superior, o según lo que le haya indicado el proveedor de atención médica de su hijo

  • Dolor en los huesos

  • Inflamación en los brazos o las piernas

  • Enrojecimiento o calor en la piel de los brazos o las piernas

  • Pus que supura por la piel

  • Rechazo a que le toquen los brazos o las piernas

  • Incapacidad para usar los brazos o las piernas (las extremidades no pueden sostener peso)

  • Los bebés pueden ponerse irritables o aletargados, se rehúsan a comer o vomitan.

Con frecuencia, las infecciones se producen a partir de una herida reciente. Los síntomas de la infección se confunden con los síntomas de la lesión. Por este motivo, es posible que lleve más tiempo detectar la infección. Es importante que traiga a su hijo a una consulta con el proveedor de atención médica si los síntomas no mejoran rápidamente.

¿Cómo se diagnostica la osteomielitis?

Si el médico considera que su hijo puede tener osteomielitis, pueden realizarse estas pruebas:

  • Radiografía del área para detectar la infección

  • Análisis de sangre para confirmar la infección y determinar qué germen está causando la infección

  • Pruebas de diagnóstico por imágenes, como una gammagrafía ósea, tomografía, resonancia magnética o ecografía.

  • Biopsia (procedimiento para tomar una muestra del hueso) para determinar qué germen está causando la infección

¿Cómo se trata la osteomielitis?

Al principio, el tratamiento suele realizarse en el hospital. El tratamiento puede incluir:

  • Antibióticos o medicamentos antifúngicos administrados por vía oral o intravenosa

  • Medicamentos analgésicos (calmantes)

  • Cirugía para limpiar el área infectada del hueso o alrededor del hueso

Es posible que su hijo deba tomar antibióticos durante 4 a 6 semanas. Para hacer esto, se puede usar un catéter central de inserción periférica (CCIP) en casa. En otros casos, es posible que su hijo pueda comenzar a tomar antibióticos orales. Esto dependerá de cómo ha respondido su hijo y del germen específico que está causando la infección.

Problemas a largo plazo

La mayoría los niños se recuperan por completo. A pesar de ser poco frecuentes, pueden ocurrir complicaciones, como por ejemplo:

  • Coágulos de sangre

  • Problemas de crecimiento

  • Huesos de forma anormal

  • Fracturas

  • Rigidez en las articulaciones

  • Muerte del tejido óseo

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.