OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Consejos para fomentar el buen dormir en su hijo

En los niños, no siempre es fácil abordar los problemas del sueño; a menudo, los trastornos del sueño quedan sin diagnosticar. ¿Cómo puede saber si su hijo tiene problemas para dormir? En esta hoja se explican las recomendaciones generales sobre la cantidad de sueño que los niños necesitan; también se describen las señales de los problemas del sueño y consejos para mejorarlos.

¿Cuántas horas de sueño necesita su hijo?

La siguiente tabla le da una idea de la cantidad de sueño que los niños necesitan a diferentes edades. Sin embargo, no todos los niños necesitan dormir la misma cantidad de horas; algunos requieren más horas de sueño que el promedio, otros menos. La mejor manera de saber si su hijo está durmiendo lo suficiente requiere que lo observe durante el día en busca de señales de sueño deficiente.

Edad

Promedio de horas de sueño al día (incluidas las siestas)

De 4 a 12 meses

De 12 a 16 horas

De 1 a 2 años

De 11 a 14 horas

De 3 a 5 años

De 10 a 13 horas

De 6 a 12 años

De 9 a 12 horas

De 13 a 18 años

De 8 a 10 horas

Señales de sueño deficiente

Las señales de sueño deficiente pueden confundirse con muchos otros problemas. Si tiene alguna inquietud, asegúrese de hablar con el proveedor de atención médica de su hijo. Algunas señales y síntomas frecuentes de sueño deficiente en los niños son:

  • Hiperactividad.

  • Irritabilidad.

  • Falta de concentración o problemas de la memoria.

  • Problemas de aprendizaje.

  • Dificultades para despertarse por la mañana.

  • Modorra durante el día o dormirse en el colegio (más común en niños mayores).

  • Dormir más durante los fines de semana que durante la semana.

  • Más lesiones y accidentes.

Maneras de ayudar a su hijo a dormir mejor

Hay varias cosas que usted puede hacer para ayudar a su hijo a dormir bien:

  • Lleve un diario del sueño. Anote cuántas horas está durmiendo el niño, a qué hora le da sueño por las noches y si le aparece alguna señal de problemas del sueño durante el día.

  • Establezca una hora fija para acostarlos y aténgase a ella. Observe si se le presenta alguna señal de modorra y acueste a su hijo antes de que le dé demasiado sueño. Es posible que los niños excesivamente cansados recuperen repentinamente las energías y se despierten, lo cual hace difícil acostarlos.

  • Anímelo a que haga actividades relajantes a la hora de acostarse, tales como leer o darse un baño.

  • Haga que la hora de acostarse sea un momento especial para compartir con su hijo. Mantenga la misma rutina todas las noches.

  • Evite las comidas abundantes antes de dormir. No le dé a su hijo alimentos o bebidas que contengan cafeína. Si su hijo come cosas como el chocolate, no se las dé en las 6 horas anteriores de irse a dormir.

  • Mantenga el dormitorio oscuro, silencioso y ni muy caliente ni muy frío. La música suave puede ayudar a su hijo a dormirse.

  • No tenga conversaciones emocionales cerca de la hora de acostarse.

  • Anime a su hijo a hacer mucho ejercicio físico durante el día, pero no durante las 2 horas antes de acostarse.

  • Disminuya la cantidad de actividades de su hijo si su horario atareado le está afectando el sueño.

  • Los televisores, las computadoras y demás aparatos electrónicos deben instalarse fuera del dormitorio de su hijo.

  • Si es necesario, tome medidas para ayudar a que su hijo adelgace. Hable sobre esto con el proveedor de atención médica de su hijo. El exceso de peso puede aumentar el riesgo de trastornos del sueño e impedir que su hijo duerma bien.

Señales de los trastornos del sueño

¿Sigue su hijo sin dormir bien, a pesar de que usted ha tomado medidas para mejorar su sueño? ¿Ha observado alguna de las siguientes señales? Si es así, comuníquese con el proveedor de atención médica de su hijo; es posible que le remitan a un especialista en el sueño para que le hagan una evaluación.

  • Cansancio crónico.

  • Ronquidos.

  • Hiperactividad.

  • Pausas periódicas en su respiración mientras duerme.

  • Despertarse durante la noche con dificultades para volver a conciliar el sueño.

  • Dormirse repentinamente durante el día.

  • Pateos o movimientos rítmicos del cuerpo durante el sueño.

  • Problemas continuos para dormir bien de noche.

  • Sonambulismo excesivo.

© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.