OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Cuando su hijo tiene diarrea

Mujer que mira a una niña pequeña que bebe agua de un vaso tomador.
Have your child drink plenty of fluids to prevent dehydration from diarrhea.

La diarrea se define como la evacuación de heces blandas, más acuosas (con más agua) y con mayor frecuencia que de costumbre. Este es uno de los trastornos más comunes en los niños. La diarrea puede provocar deshidratación (pérdida excesiva de agua), lo cual puede tener consecuencias graves. Por lo tanto, prevenir la deshidratación es un factor importante en el tratamiento de la diarrea.

¿Cuáles son las causas de la diarrea?

Puede estar causada por lo siguiente:

  • Infecciones bacterianas, virales o de parásitos (como Salmonella , rotavirus o Giardia)

  • Intolerancia a ciertos alimentos (por ejemplo, los productos lácteos)

  • Ciertos medicamentos (por ejemplo, los antibióticos)

  • Enfermedades intestinales (como la enfermedad de Crohn)

¿Cuáles son los síntomas más comunes de la diarrea?

Entre estos se encuentran los siguientes:

  • Heces más acuosas (con más agua) que en condiciones normales

  • Evacuaciones más frecuentes que en condiciones normales

  • Mayor apuro por evacuar que en condiciones normales

  • Dolor o espasmos en el tracto digestivo

¿Cómo se diagnostica la diarrea?

El proveedor de atención médica examina al niño. Le preguntará a usted cuáles son los síntomas, estado de salud y rutina diaria del niño. Es posible que le solicite otras pruebas, como análisis de heces o de sangre. Estas pruebas pueden ayudarle a determinar cuáles son los problemas que están causando la diarrea del niño.

¿Cómo se trata la diarrea?

El proveedor de atención médica de su hijo hablará con usted acerca de las opciones de tratamiento. Estas pueden incluir lo siguiente:

  • Prevenir la deshidratación dándole al niño abundante cantidad de líquidos (como agua). A los bebés puede dárseles también una solución electrolítica. Limite el jugo de fruta, las gaseosas y las bebidas deportivas, ya que contienen mucha azúcar.

  • Recetarle medicamentos para tratar la causa de la diarrea. No le dé medicamentos para la diarrea a menos que se lo indique el proveedor de atención médica del niño.

  • Comer alimentos con almidón, como cereal, galletas o arroz.

  • Eliminar ciertos alimentos de la dieta del niño si le están causando diarrea. Es posible que el niño deba evitar los productos lácteos y los alimentos con alto contenido de grasa o azúcar hasta que le haya pasado la diarrea. Sin embargo, la mayoría de los niños puede consumir una dieta normal, lo que en realidad les ayudará a recuperarse más rápidamente.

  • Los bebés por lo general pueden continuar amamantándose.

Cuándo debe llamar al proveedor de atención médica de su hijo

Llame al proveedor de atención médica si nota lo siguiente en su hijo sano (excepto por la diarrea):

  • Tiene diarrea que dura más de 3 días.

  • Tiene fiebre (ver “La fiebre en los niños”, más abajo).

  • Es incapaz de retener la comida y el agua en el tracto digestivo.

  • Muestra signos de deshidratación (orina muy oscura o escasa, ausencia de lágrimas al llorar, boca seca o mareo).

  • Tiene sangre o pus en las heces o heces negruzcas o muy oscuras.

  • Se lo ve o se comporta como si estuviera muy enfermo.

La fiebre en los niños

Use siempre un termómetro digital para tomar la temperatura de su hijo. Nunca use un termómetro de mercurio.

En el caso de bebés y niños pequeños, asegúrese de usar correctamente el termómetro rectal. Un termómetro rectal puede hacer un orificio (perforar) accidentalmente en el recto. También puede transmitir microbios de las heces. Siga siempre las instrucciones del fabricante del producto para usarlo adecuadamente. Si no se siente cómodo midiendo la temperatura rectal, use otro método. Cuando hable con el proveedor de atención médica de su hijo, infórmele qué método usó para tomar la temperatura del niño.

A continuación, se presentan algunas pautas relacionadas con la temperatura de la fiebre. La temperatura tomada en el oído no es precisa antes de los 6 meses de edad. No tome la temperatura por boca hasta que su hijo tenga, por lo menos, 4 años de edad.

Bebé menor de tres meses:

  • Pregúntele al proveedor de atención médica de su hijo cómo debe tomar la temperatura.

  • Temperatura rectal o en la frente (arteria temporal) de 100.4 °F (38 °C) o más alta, o según le haya indicado el proveedor.

  • Temperatura axilar de 99 °F (37.2 °C) o más alta, o según lo que le haya indicado su proveedor.

Bebé o niño pequeño de 3 a 36 meses:

  • Temperatura anal, frontal (arteria temporal) o temperatura de oído de 102 °F (38.9 °C) o más alta, o según lo que le haya indicado su proveedor.

  • Temperatura axilar de 101 °F (38.3 °C) o más alta, o según lo que le haya indicado su proveedor.

Niño de cualquier edad:

  • Picos de fiebre repetidos de 104 °F (40 °C) o más alta, o según le haya indicado el proveedor.

  • Fiebre que dura más de 24 horas en un niño menor de 2 años. O bien, fiebre persistente durante 3 días en un niño de 2 años o más.

© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.