OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Cirugía pediátrica de hernia: reparación de hernia umbilical

Primer plano del abdomen de un bebé varón en donde se ve una incisión curva por debajo del ombligo.

Las hernias son comunes en los niños. Surgen de un defecto en la pared abdominal. Están presentes desde el nacimiento. Con mayor frecuencia, la hernia se forma en la región inguinal o umbilical. Por lo general, se siente como un bulto debajo de la piel. Las hernias de los niños pueden repararse mediante cirugía ambulatoria (es decir, con regreso a casa el mismo día de la operación). Lo bueno es que la mayoría de los niños se recupera rápidamente y solo presenta molestias menores.

Preguntas frecuentes

Es normal que tenga inquietudes acerca de la operación de su hijo. A continuación, se indican las respuestas a algunas preguntas frecuentes.

  • ¿Es segura esta cirugía? Sí. Las complicaciones de la cirugía de hernia son muy poco frecuentes. De hecho, la mayoría de los niños regresan a la normalidad en poco tiempo.

  • ¿Tendrá dolor mi hijo durante la operación? No. Le darán medicamentos para que duerma durante la cirugía. Es normal que tenga un poco de molestia después de la operación.

  • ¿Siempre es necesaria la cirugía? Las hernias umbilicales en los bebés pueden mejorar sin cirugía, pero es más seguro reparar la hernia umbilical que dejarla sin tratar. Las hernias umbilicales en niños mayores generalmente se solucionan con una cirugía.

Preparación de su hijo para la cirugía

Siga el consejo de su proveedor de atención médica para ayudar a preparar a su hijo para la cirugía. Probablemente, le pedirán que haga lo siguiente:

  • Informe al proveedor de atención médica de todos los medicamentos que esté usando el niño, incluidos los analgésicos infantiles.

  • Acompañe al niño durante las pruebas, que pueden incluir análisis de sangre y de orina.

  • Siga cuidadosamente todas las instrucciones que le den para preparar a su hijo antes de la cirugía, como tomar medicamentos o no comer o tomar.

El día de la operación

Usted se reunirá con el anestesiólogo o enfermero anestesista. Le darán información acerca de los medicamentos que se usan para evitar el dolor durante la operación. Le pondrán a su hijo una sonda intravenosa para administrarle líquidos y medicamentos. Es posible que esto se haga en el quirófano mientras su hijo esté recibiendo anestesia por medio de una mascarilla para sedarlo. El tipo de cirugía que le harán a su hijo dependerá del lugar en el que se encuentre la hernia. Si su hijo tiene problemas relacionados con la hernia, como por ejemplo un testículo no descendido, estos también pueden repararse al mismo tiempo que la hernia.

Reparación de una hernia umbilical

Se realiza una incisión (corte) debajo del ombligo. El tejido protuberante (que sobresale) se empuja para volver a colocarlo en su sitio y se extrae la bolsa de la hernia. A continuación, se cierra la pared abdominal con puntos o con suturas.

La recuperación de su hijo

Probablemente, su hijo podrá regresar a su casa el mismo día de la operación. No se preocupe si nota un poco de hinchazón o moretones. Estos síntomas son normales y desaparecerán al poco tiempo. Para facilitar la recuperación, anime al niño a moverse, pero no le permita que participe en juegos demasiado bruscos durante una semana. Una vez transcurrido este tiempo, puede dejar que el niño vuelva a realizar las actividades que le gustan. Si tiene preguntas o dudas, consulte con el proveedor de atención médica durante las visitas de seguimiento.

Lo que debe inspeccionar después de la cirugía

La cirugía de hernia en los niños es segura. Sin embargo, puede tener ciertos riesgos. Estos incluyen lo siguiente:

  • Sangrado

  • Infección

  • Incapacidad para orinar

  • Riesgo de que la hernia reaparezca

  • Daño al intestino o a la vejiga

  • Problemas causados por la anestesia

  • Ausencia de deposiciones (heces)

Cuándo debe llamar al proveedor de atención médica

Después de la operación, llame a su proveedor de atención médica si su hijo tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Mucha hinchazón o moretones

  • Fiebre de 100.4°F ( 38°C) o superior, o según lo que le haya indicado el proveedor de atención médica de su hijo

  • Aumento del enrojecimiento o de supuración en la incisión

  • Sangrado

  • Aumento del dolor

  • Náuseas o vómitos

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.