OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Hepatitis C: conozca la realidad

Muchas personas desconocen la realidad acerca de la hepatitis C. Quizás le preocupen algunas informaciones que ha escuchado. A continuación se describen los mitos y realidades sobre el virus de la hepatitis C (VHC).

Realidades sobre el VHC

  • Puede seguir teniendo relaciones sexuales. La hepatitis C puede transmitirse a través de las relaciones sexuales, pero es algo poco común. Su pareja estará más protegida si usted utiliza un condón de látex correctamente cada vez que tenga relaciones sexuales. Si usted está en una relación monógama, tal vez no necesite cambiar sus hábitos. Hable del tema con su pareja. Hagan lo que les parezca mejor a ambos.

  • Los miembros de su familia están protegidos. La hepatitis C solo puede transmitirse mediante el contacto con sangre infectada. Tocarse, besarse, estornudar, toser y compartir comida no representan ningún peligro mientras no haya exposición a la sangre. Sin embargo, compartir cualquier artículo que pueda contener sangre, tal como un cepillo dental o una máquina de afeitar, agujas u objetos cortantes o punzantes sí constituye un riesgo. Protéjase evitando entrar en contacto con la sangre de otras personas.

  • La mayoría de las personas que tienen hepatitis C no mueren de esta enfermedad. Evitar el consumo de alcohol, bajar de peso y tomar otras medidas para proteger su hígado reducen significativamente las probabilidades de tener problemas hepáticos que puedan poner en riesgo su vida.

  • Las mujeres pueden amamantar igualmente. Si usted se está haciendo un tratamiento contra la hepatitis C, o si sus pezones están agrietados o sangrando, no debe amamantar. De no ser así, amamantar cuando se tiene hepatitis C no implica ningún riesgo.

  • Es posible tener hepatitis C y no sentirse enfermo. La mayoría de las personas que tienen hepatitis C no presentan síntomas evidentes. Los síntomas graves son más comunes en las etapas tardías de la enfermedad, cuando se produce la cirrosis. Como la hepatitis C por lo general no provoca ningún síntoma, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que todas las personas nacidas entre 1945 y 1965 se hagan una prueba de detección de hepatitis C.

  • EL VHC casi siempre se puede curar. Hable con su proveedor de atención médica sobre las opciones de tratamiento. Los medicamentos pueden tomarse por boca. Ya no se necesitan inyecciones.

  • No hay una vacuna contra el VHC. Las personas que se curan pueden volver a contagiarse.

  • El VHC afecta a todo el cuerpo. Hable con su proveedor de atención médica acerca de cualquier signo de VHC.

  • Algunas otras afecciones pueden verse con mayor frecuencia en pacientes con hepatitis C. Entre ellas se encuentran la diabetes, la enfermedad vascular, los problemas renales, sarpullidos, problemas en los ojos y enfermedad de la tiroides. La hepatitis C puede provocar o empeorar estos problemas. Hable de estos riesgos con un especialista.

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.