OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Tratamiento de las hemorroides: extirpación

Si los síntomas de hemorroides persisten, es posible que su proveedor de atención médica le recomiende extirparlas. Este procedimiento puede hacerse en el consultorio del proveedor de atención médica o en centro quirúrgico. En la mayoría de los casos, no se requiere una preparación especial. Tenga en cuenta que su tratamiento puede variar en función de sus síntomas y la ubicación de las hemorroides.

Corte transversal de ano que muestra una ligadura de hemorroides con banda elástica.

Corte transversal de ano que muestra el tratamiento de hemorroides con láser.

Corte transversal de ano que muestra una aguja inyectando un medicamento en las hemorroides.

Hemorroides internas

Le pedirán que se acueste o se arrodille en una camilla. El proveedor de atención médica le insertará un anoscopio para visualizar el conducto anal. Para tratar las hemorroides, su proveedor de atención médica usará uno de los siguientes métodos. Debido a que las hemorroides no tienen nervios que perciben el dolor, no sentirá demasiadas molestias. Generalmente, podrá reanudar su rutina normal el mismo día. Si tiene muchas hemorroides, es posible que necesite tratamientos repetidos.

Ligadura con banda elástica

El método de ligadura se realiza al colocar bandas elásticas ajustadas alrededor de la base de las hemorroides. Esto bloquea el suministro de sangre hacia las hemorroides hasta que caigan por sí mismas. En general, esto demora aproximadamente una semana. La zona sanará en el transcurso de algunos días.

Coagulación infrarroja

Este procedimiento se realiza utilizando una pequeña sonda que expone las hemorroides a descargas cortas de luz infrarroja. Esto cierra el vaso sanguíneo y lo contrae. Puede producirse un sangrado leve durante algunos días, y la zona normalmente sana en una o dos semanas.

Escleroterapia

La escleroterapia se realiza al inyectar una sustancia química en el tejido que rodea las hemorroides. La sustancia química hace que las hemorroides se contraigan en el transcurso de unos días. El sangrado normalmente se detiene en unas 24 horas.

Hemorroides externas con trombosis

Las hemorroides externas con trombosis suelen ser muy dolorosas. Esto se debe a que las hemorroides inflamadas estiran la piel sensible que las rodean. Para aliviar el dolor, el proveedor de atención médica podría eliminar el coágulo de sangre. Este procedimiento toma solo uno pocos minutos. Es posible que necesite descansar durante unos días antes de volver a trabajar.

  • Insensibilización de las hemorroides Le pedirán que se acueste o se arrodille en una camilla. A continuación, le inyectarán anestesia local en las hemorroides. Esto puede causar algunas molestias durante un momento. Pero en poco tiempo, el proveedor de atención médica podrá extirpar las hemorroides sin causar dolor.

  • Extirpación de las hemorroides Le harán una pequeña incisión para remover el coágulo de sangre. Es posible que también le extirpen las hemorroides. La piel se cerrará mediante suturas o se dejará abierta para que sane por su cuenta. Es posible que la zona que rodea la incisión le duela por unos días. Sin embargo, el dolor debería mejorar poco tiempo después del procedimiento.

Riesgos y posibles complicaciones

Algunos de los riesgos y complicaciones son los siguientes:

  • Infección

  • Sangrado

  • Dificultades para orinar (esto no sucede con las hemorroides externas con trombosis)

  • Estrechamiento del conducto anal (poco frecuente; esto no sucede con las hemorroides externas con trombosis)

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Después de su procedimiento, llame a su proveedor de atención médica si tiene lo siguiente:

  • Aumento del dolor

  • Fiebre o escalofríos

  • Sangrado persistente

  • Dificultad para orinar

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.