OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Cuando su bebé tiene ERGE

Le han diagnosticado reflujo gastroesofágico infantil a su bebé. La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) ocurre cuando los jugos gástricos del estómago suben hacia el esófago. Este es el tubo que va desde la boca hasta el estómago.

Cuidados en la casa

  • Alimente al bebé más a menudo y en cantidades pequeñas.

  • Si se lo aconsejan, use un agente espesante para espesar la leche de fórmula.

  • Mantenga al bebé en posición vertical mientras lo alimenta.

  • Haga eructar al bebé con frecuencia mientras lo alimenta.

  • Mantenga al bebé en posición vertical durante 30 minutos después de alimentarlo.

  • Dele los medicamentos siguiendo exactamente las indicaciones del proveedor de atención médica.

  • Lleve un registro con los detalles acerca de la cantidad de fórmula o leche materna que el bebé toma diariamente. Revise las anotaciones durante su próxima visita al proveedor de atención médica de su hijo.

  • Siga todas las instrucciones para los cuidados en la casa. Haga preguntas si no son claras.

Dormir boca arriba

Incluso con reflujo, un bebé siempre debe dormir boca arriba hasta que cumpla el primer año. Esto reduce el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Siempre que el bebé duerma, incluso para tomar una siesta breve, colóquelo boca arriba. Indíqueselo también al cuidador del niño. Que el bebé duerma de costado no es seguro ni se recomienda.

Seguimiento

Si los medicamentos y los cambios en la alimentación no alivian los síntomas, es posible que sea necesaria una cirugía. Por lo general, la cirugía no es una opción hasta que el niño no haya cumplido un año.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si el bebé presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • dificultades para respirar ( llame al 911);

  • dificultades para subir de peso;

  • escupe o vomita con más frecuencia o continuamente;

  • vómitos con sangre;

  • tos persistente o silbidos al respirar;

  • frecuentes episodios de atragantamiento;

  • se rehúsa a alimentarse;

  • irritabilidad;

  • dificultades para dormir.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.