OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Cómo reconocer la depresión en niños y adolescentes

Imagen de una adolescente.

Quizás su hijo de 10 años es el buscapleitos de la clase. O bien, su hija adolescente no regresa a casa a la hora acordada. Aunque estos comportamientos podrían ser una parte normal del crecimiento, también pueden ser indicio de depresión. La depresión es un problema serio en los niños y los adolescentes. Afortunadamente, se puede tratar.

¿Qué es la depresión?

La depresión es un trastorno del estado de ánimo que afecta la manera de pensar y de sentirse. Es una enfermedad grave, como la diabetes y la enfermedad cardíaca. Y, al igual que esas enfermedades graves, la persona no puede simplemente salir de la depresión a fuerza de voluntad. El síntoma más común es un sentimiento de profunda tristeza Las personas que están deprimidas podrían también sentir desesperanza o que no merece la pena vivir. En ocasiones, la depresión puede llevar a pensamientos sobre el suicidio o la muerte.

La depresión en los niños

Ya a partir de los 6 años los niños pueden sentir tristeza profunda. Pero no siempre pueden expresar cómo se sienten. En lugar de ello, el niño podría:

  • Comer más o menos de lo normal.

  • Dormir más o menos de lo normal.

  • Ser incapaz de divertirse.

  • Pensar o hablar del suicidio o la muerte.

  • Tener miedo o ansiedad.

  • Actuar con agresividad.

  • Uso de alcohol, drogas ilegales o medicamentos que no le han recetado.

  • Quejarse de dolores de estómago u otros malestares inexplicables.

La depresión en los adolescentes

Puede ser difícil detectar la depresión en los adolescentes. Es normal que tengan enormes fluctuaciones en su estado de ánimo. Este es el resultado de los cambios hormonales. Si bien esto es parte del crecimiento, la depresión constante en su hijo adolescente puede ser motivo de preocupación. Otras señales de depresión son:

  • Consumo de drogas o alcohol

  • Problemas en el colegio o la casa

  • Frecuentes intentos de huidas de la casa

  • Ideas o conversaciones sobre la muerte o el suicidio

  • Retraimiento de la familia y los amigos

  • Embarazo no planificado

  • Comportamiento hostil o furia

  • Falta de placer en la vida

  • Dejan de importarle las actividades que antes disfrutaba

Lo que usted puede hacer

Los niños y adolescentes deprimidos pueden beneficiarse con un tratamiento. Consulte con el proveedor de atención médica de su hijo o con un asesor o psicólogo escolar. O consulte a un centro local de salud mental, organización de servicios sociales u hospital. Asegure a su hijo que su dolor puede aliviarse. Ofrézcale su amor y su apoyo. Si su hijo habla de la muerte o el suicidio, consiga ayuda de inmediato.

Más información

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.