OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Cómo encarar la violencia en el trabajo: Niveles de violencia

En todos los lugares de trabajo existe la posibilidad de que surjan actitudes violentas entre los empleados. La violencia puede estar dirigida a los supervisores o a los compañeros. Puede tener muchos niveles, desde iniciar habladurías o tener un altercado hasta atacar a alguien físicamente. En raras ocasiones, la violencia puede hasta manifestarse en forma de agresión a mano armada.

Amenazas

Un empleado puede amenazar a un colega, el jefe o el lugar de trabajo, ya sea en persona o a través de correo electrónico, redes sociales, cartas o llamadas telefónicas.

Ataques físicos

En algunos casos, un empleado puede volverse físicamente agresivo, por ejemplo, empujando, haciendo tropezar o golpeando a un colega. También puede demostrar su agresividad lanzando archivos o tazas de café, o saboteando equipos.

Agresión armada

En casos extremos, un empleado puede pensar obsesivamente en lo que considera una “injusticia” laboral, e idear represalias como un ataque con armas o incendios premeditados. Si llega a poner en práctica el plan, sus colegas o los visitantes al lugar de trabajo podrían resultar lesionados.

Señales de advertencia

Los actos de violencia en el lugar de trabajo muy pocas veces ocurren sin algunas señales de advertencia. Antes de ejecutar un acto de violencia, un empleado podría comportarse de forma nerviosa, defensiva, agresiva o amenazadora. O bien, podría reaccionar exageradamente ante una evaluación de desempeño, acción disciplinaria o un cambio en la política laboral. A menudo, estos empleados tienen antecedentes de aislamiento, depresión, violencia familiar o abuso de sustancias; muchos están obsesionados con las armas.

Puede reducirse el riesgo de violencia en el lugar de trabajo si:

  • los empleadores hacen cumplir una política de tolerancia cero con respecto a la violencia en el lugar de trabajo. Esta debe ser una política integral que incluya a todos los trabajadores, pacientes, clientes, visitantes, contratistas y otras personas que se relacionen con el personal de la compañía;

  • los empleados asisten a programas de capacitación de seguridad personal que los ayuden a reconocer una posible situación violenta, a alejarse de esta o a detenerla;

  • los empleados avisan a los supervisores sobre cualquier preocupación y denuncian todos los incidentes de inmediato y por escrito;

  • los empleados no viajan solos, siempre que sea posible;

  • los empleados llevan solo una pequeña cantidad de dinero y la identificación requerida al estar en la comunidad.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.