OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Los tratamientos de radioterapia

La radioterapia puede ayudarle a luchar contra el cáncer. En primer lugar, usted tendrá una cita con su médico para analizar una estrategia de tratamiento. Si le indican hacerse radiación, entonces regresará para una "simulación". Es una sesión de planificación que ayuda al médico a apuntar a su cáncer y diseñar un plan de radiación que proteja los tejidos normales. Una vez que se terminen la simulación y el plan, usted comenzará  con sus tratamientos diarios. Generalmente se aplican una vez al día de lunes a viernes y duran menos de media hora. A veces se recomienda aplicar radioterapia dos veces por día, generalmente con una separación de seis horas entre aplicaciones. Una vez que se terminen las aplicaciones, le programarán citas de control para asegurase de que el cáncer esté controlado y para detectar y tratar cualquier posible efecto secundario que pueda haber aparecido durante el tratamiento.

La radioterapia emplea rayos X de alta energía para destruir las células cancerosas.

Su visita para planificación del tratamiento: la simulación

Su equipo de radioterapia usará una máquina especial llamada simulador para planificar su tratamiento. Suele tratarse de un aparato de exploración por rayos X (fluoroscopia), de tomografía computarizada (TC), de imágenes por resonancia magnética (IRM) o de exploración combinada de tomografía por emisión de positrones (TEP) y TC que imita al equipo de radiación. Unas luces láser actúan como guía para ayudar a colocar su cuerpo en la posición exacta. Durante esta cita:

  • Se determina la posición óptima de su cuerpo. Se harán anotaciones en su registro médico para que lo coloquen siempre en la misma posición.

  • Podrían emplearse dispositivos especiales, como por ejemplo moldes, máscaras, descansos y bloques, para mantener su cuerpo inmóvil y en la posición correcta durante el tratamiento.

  • Le marcarán la piel del sitio de tratamiento con tinta para ayudar a que usted reciba todos los tratamientos en el mismo lugar. También es posible que se usen pequeños tatuajes permanentes.

  • Es posible que le pongan unos marcadores, como bolas o alambres metálicos, sobre o dentro del cuerpo. A veces, estos se fijan con cinta a la piel para ayudar con el proceso de obtención de imágenes. Estos marcadores funcionan junto con los rayos X para colocar su cuerpo en la posición correcta, y se le quitan al final de la cita.

Después de obtener los datos y las imágenes, esta información se envía al sistema de planificación de la computadora para que su médico y el equipo de médicos y dosimetristas diseñen un campo de tratamiento. Ese campo apuntará de la manera más precisa posible a su cáncer y sus rutas de diseminación al tiempo que ayudará a limitar la radiación para que no alcance los tejidos normales cercanos. 

Sus tratamientos

Cada sesión de tratamiento suele durar de 10–30 minutos. Tal vez tenga que vestir una bata de hospital. El radioterapeuta lo coloca sobre la mesa de tratamiento, luego abandona la sala. A veces, antes de la aplicación de cada tratamiento se obtienen imágenes con la máquina. Es posible que esta tome radiografías digitales o una tomografía computarizada para verificar si usted está bien alineado. Durante el tratamiento, permanezca lo más quieto posible y respire normalmente. Escuchará ruidos que provienen de la máquina. Puede hablar con el radioterapeuta, quien le estará observando en un monitor de televisión situado en la sala de control. Después del tratamiento, el terapeuta lo ayudará a levantarse de la mesa. Luego usted podrá vestirse y regresar a sus actividades normales.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.