OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Primeros auxilios: respiración de rescate

La respiración de rescate se necesita si una persona tiene un colapso y deja de respirar. En la reanimación cardiopulmonar (RCP), la respiración boca a boca puede hacerse luego de compresiones del pecho si el corazón de la persona no está latiendo. Una persona puede necesitar respiración de rescate en las siguientes situaciones:

  • Casi se ahoga

  • Sobredosis o envenenamiento

  • Ahogo o asfixia

  • Intoxicación por monóxido de carbono

  • Crisis grave de asma

Al respirar en los pulmones de otra persona (respiración de rescate), usted puede suministrar suficiente oxígeno para salvarle la vida. Actúe rápidamente, ya que en solo 3 minutos sin oxígeno puede haber daño en el cerebro.

  • Si se trata de un bebé o un niño (desde el año hasta la pubertad) y no está respirando pero tiene pulso, haga una respiración boca a boca cada 3 a 5 segundos o de 12 a 20 respiraciones por minuto.

  • Si se trata de un bebé o un niño (a partir de 1 año hasta la pubertad) y no está respirando ni tiene pulso, haga compresiones del pecho y respiración boca a boca durante 2 minutos (5 ciclos) con 30 compresiones y 2 respiraciones boca a boca, luego llame al 911. Empuje con rapidez para hacer por lo menos de 100 a 120 compresiones por minuto. Dé una respiración cada 6 segundos (10 respiraciones/minuto).

  • En el caso de los adultos, llame primero al 911 y luego haga lo siguiente:

    • Si la persona no está respirando pero tiene pulso, haga una respiración boca a boca cada 5 a 6 segundos o de 10 a 12 respiraciones por minuto.

    • Si la persona no está respirando ni tiene pulso y usted no tiene capacitación en RCP, haga compresiones en el pecho solo con la mano y sin hacer respiración boca a boca.

    • Si la persona no está respirando ni tiene pulso y usted tiene capacitación en RCP, empiécela con 30 compresiones en el pecho seguidas de 2 respiraciones boca a boca. Presione fuerte y rápido.

  • Nota: Si está solo, no está capacitado para hacer la RCP y hay un teléfono cerca, llame al 911.

Máscara de protección

Puede usar una máscara de protección.  Siga las instrucciones que vienen con la máscara.

Paso 1. Abra las vías respiratorias

  • Haga que la persona se acueste boca arriba.

  • Presione la palma de la mano contra la frente de la persona. Al mismo tiempo, levántele la barbilla colocando los dedos debajo y aléjela de la columna vertebral, como si estuviera abriendo un cajón. Esto inclina la cabeza hacia atrás y abre la vía respiratoria. 

  • Si existe la posibilidad de que haya una lesión en la cabeza, el cuello o la columna, coloque a la persona boca arriba sin moverle el cuello ni la barbilla.

Paso 2. Fíjese si respira

  • Fíjese si se le eleva el pecho.

  • Escuche si hay respiración normal (no jadeos ni respiración entrecortada).

  • Si no hay respiración normal, comience la respiración boca a boca según se describe en los pasos 3 a 5.

Paso 3. Oprima y cierre

  • Adultos y niños (a partir de 1 año y hasta la pubertad):

    • Manténgale la cabeza inclinada hacia atrás y la barbilla hacia arriba.

    • Oprima ambos orificios nasales de la persona para juntarlos con el pulgar y el índice. O siga las instrucciones de la máscara.

    • Si no tiene barrera de protección, cubra con los labios de usted la boca abierta de la persona. 

    • Nota: Si no puede abrirle la boca, puede cubrir la nariz de la persona con los labios de usted.

  • Bebés (hasta 1 año de edad):

    • Cubra la nariz y la boca del bebé con su boca o con una barrera de protección. 

Paso 4. Comience con 2 respiraciones de rescate

  • Adultos y niños (a partir de 1 año y hasta la pubertad):

    • Respire dentro de la boca de la víctima por 1 segundo. Observe si el pecho se eleva.

    • Si el pecho se eleva, respire dentro de la boca de la víctima una segunda vez.

    • Si el pecho no se eleva, vuelva a inclinarle la cabeza hacia atrás y la barbilla hacia arriba. Luego, respire dentro de la boca de la persona una segunda vez.

  • Bebés (hasta 1 año de edad):

    • Dele 2 soplos o respiraciones suaves en lugar de una respiración profunda. Cada soplo deberá durar al menos 1 segundo.

    • Si el pecho se eleva, haga un segundo soplo suave dentro de la boca de la persona.

    • Si el pecho no se eleva, vuelva a inclinarle la cabeza hacia atrás y la barbilla hacia arriba. Luego, respire dentro de la boca de la persona una segunda vez.

    • Si el pecho sigue sin elevarse, revise dentro de la boca después de las compresiones de pecho para ver si hay algún objeto extraño. Si puede ver un objeto, recorra la boca con los dedos y extráigalo. Tenga cuidado de no empujarlo aún más adentro de la garganta.

Paso 5. Dele más respiraciones

  • Adultos y niños (a partir de 1 año y hasta la pubertad):

    • Dele 2 respiraciones después de 30 compresiones de pecho hasta que la persona comience a respirar o hasta que lleguen los servicios médicos de emergencia.

  • Bebés (hasta 1 año de edad):

    • Dele 2 respiraciones después de 30 compresiones de pecho hasta que el bebé comience a respirar o hasta que lleguen los servicios médicos de emergencia.

Lo mejor es estar preparado para casos de emergencia. Busque información sobre las clases que ofrezca el hospital local, la Asociación Estadounidense del Corazón (American Heart Association) o la Cruz Roja Estadounidense en la zona o por Internet.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.