OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Hemodiálisis

Diagrama de un dializador La sangre del cuerpo ingresa en la máquina y circula a través de un lado de la membrana. La membrana es una barrera que impide que la sangre y el dializado se mezclen, pero permite el paso de los residuos. El dializado es un líquido especial que separa los residuos de la sangre. Este fluye hacia el otro lado de la membrana. Los residuos, el exceso de líquido y las sustancias químicas atraviesan la membrana hacia el dializado. La sangre limpia y filtrada regresa al cuerpo.

La hemodiálisis es un tipo de tratamiento para la insuficiencia renal (también conocida como enfermedad renal en etapa terminal o ERET). Emplea una máquina que incluye un filtro llamado dializador. A medida que la sangre circula por el dializador, se extraen los residuos y se equilibran los líquidos y las sustancias químicas. Los tratamientos de hemodiálisis generalmente se realizan en centros de diálisis especiales. En algunos casos, pueden hacerse en su casa. A medida que la insuficiencia renal se agrave, es posible que su médico le aconseje que un cirujano le coloque un acceso en uno de sus brazos con anticipación. Se pueden necesitar varias semanas para que ese acceso madure antes de que se pueda usar para la hemodiálisis.

Cómo se realiza la hemodiálisis

Se insertan dos agujas en un vaso sanguíneo (llamadas fístula arteriovenosa o fístula AV) o en un injerto arteriovenoso (o injerto AV), generalmente en el brazo. Cada aguja está conectada con un tubo. Un tubo lleva la sangre al dializador, donde se limpia. La sangre purificada regresa al cuerpo a través del otro tubo y la otra aguja. Si es necesario realizar este tratamiento de emergencia, se inserta un tubo plástico (catéter) en una vena grande, generalmente en el cuello o la entrepierna. Ese catéter ayuda a llevar la sangre de ida y vuelta entre el cuerpo y la máquina de diálisis.

Su experiencia: Problemas a los que debe prestar atención

  • La hemodiálisis generalmente lleva aproximadamente entre 3 y 5 horas. Se suele realizar 3 veces a la semana.

  • Contará con un plan periódico para realizarse la hemodiálisis. Muchos centros atienden de noche y los fines de semana además de entre semana, para ayudarle a seguir trabajando. Algunos centros también ofrecen tratamientos durante la noche.

  • Un técnico o un enfermero entrenado lo conectará a la máquina de diálisis, controlará que no se presenten problemas y se asegurará de que usted se sienta cómodo.

  • Durante el tratamiento, solo una cantidad pequeña de sangre (alrededor de 1 taza) estará fuera de su cuerpo en todo momento.

  • Durante o después de sus primeros tratamientos, es posible que le den dolores de cabeza, calambres, náuseas y vómitos, dolor de pecho y de espalda, picazón, así como fiebre y escalofríos. Asegúrese de informar al personal de enfermería o al técnico si tiene cualquiera de estos síntomas.

  • Algunas personas pueden aprender a realizarse el tratamiento de diálisis en su casa. La diálisis en el hogar le permite programar los tratamientos cuando le resulta más conveniente. Puede hacer tratamientos más breves con más frecuencia. También puede hacer tratamientos durante la noche.

Busque ayuda médica de inmediato o llame al médico, al personal de enfermería o al técnico de diálisis si, después del tratamiento, tiene cualquiera de estos síntomas:

  • Dolor de pecho o en la espalda

  • Cansancio (fatiga)

  • Sangrado en el punto donde se insertó la aguja

  • Falta de aire

  • Fiebre o escalofríos

  • Dolor de cabeza o aturdimiento

  • Náuseas o vómito

  • Picazón

  • Calambres musculares

  • Dolor, calor o enrojecimiento en el sitio del acceso

  • Incapacidad de sentir la circulación de la sangre y el pulso en su injerto AV

© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.