OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Pruebas de función pulmonar

Las pruebas de función pulmonar (también llamadas pruebas de la función respiratoria) ayudan a medir cómo funcionan los pulmones. Miden la cantidad de aire que exhala y cuánto tiempo tarda en expulsar todo el aire. Estas pruebas se realizan para diagnosticar afecciones pulmonares, tales como el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Pueden realizarse antes y después de que usted tome determinados medicamentos. También se pueden usar para determinar si tiene más dificultades para respirar al hacer ejercicio. Con el tiempo, las pruebas de función pulmonar pueden ayudarlos a usted y a sus proveedores de atención médica a saber qué tan bien funciona el tratamiento que recibe.

Un técnico le realiza pruebas de función pulmonar a un hombre en una cabina de prueba.
La espirometría, una prueba común para conocer el funcionamiento pulmonar, mide la cantidad de aire que usted puede hacer entrar en sus pulmones y la rapidez con la que lo sopla.

Su experiencia

Una prueba de función pulmonar completa consta de tres partes. Es posible que le indiquen hacer todas o solo algunas de las partes. Ninguna es dolorosa y pueden durar entre 45 y 90 minutos. Si se cansa, puede descansar entre las distintas partes de la prueba.

Antes de la prueba

Siga todas las instrucciones que le den para prepararse. De lo contrario, es posible que la prueba se cancele.

  • Deje de fumar hasta, al menos, 1 hora antes de la prueba, o según le indiquen.

  • No beba alcohol hasta, al menos, 4 horas antes de la prueba.

  • Pregunte a su proveedor de atención médica si debe dejar de tomar los medicamentos para la respiración entre 4 y 24 horas antes de la prueba.

  • No consuma cafeína y solo coma algo liviano. No coma platos abundantes hasta 2 horas antes de la prueba. Además, limite la cantidad de líquidos que toma.

  • No haga ejercicios intensos hasta 30 minutos antes de la prueba.

  • Vista ropa suelta que no le limite la respiración.

Avise al proveedor de atención médica si experimenta alguno de los siguientes síntomas durante la prueba:

  • dolor en la boca;

  • dolor en el pecho, el brazo o la mandíbula;

  • fatiga o mareos;

  • falta de aire grave.

Durante la prueba

El proveedor de atención médica le dará instrucciones durante la prueba. Según las partes de la prueba que deba realizarse, es posible que deba permanecer sentado en una silla y respirar a través de una boquilla. o que se siente dentro de una caja de plástico transparente similar a una cabina telefónica. Tendrá que usar broches nasales para asegurarse de respirar solo por la boca. Las siguientes son las tres partes de la prueba:

  • Espirometría. Deberá contener la respiración y, luego, soplar rápidamente. El procedimiento se repite, al menos, tres veces para medir el mejor esfuerzo.

  • Capacidad de difusión. Deberá retener el aire durante 10 segundos. Este examen mide la capacidad de los pulmones de hacer circular el aire para que llegue a la sangre.

  • Volumen pulmonar. Deberá inhalará distintas mezclas de gases. Se mide la cantidad de aire que inhala y exhala, así como también la cantidad de aire que queda en los pulmones.

Después de la prueba

Después de la prueba, podrá retomar su alimentación, sus actividades y sus medicamentos habituales. Si le pidieron que suspendiera medicamentos antes de la prueba, consulte cuándo debería volver a tomarlos. El proveedor de atención médica le comentará los resultados durante la visita siguiente.

Las pruebas de función pulmonar miden cuánto aire exhala y con qué rapidez. Hay varios tipos de gráficos de función pulmonar para mostrar los resultados de las pruebas. Estos son algunos factores que se miden en las pruebas:

  • Capacidad vital forzada (CVF). Es la cantidad total de aire que puede exhalar en una sola respiración prolongada.

  • Volumen espiratorio forzado en un segundo (VEF1). Es la cantidad de aire que exhala en el primer segundo. Los resultados del análisis de VEF1 suelen expresarse como un porcentaje del CVF.

  • VEF1/CVF. Es la cantidad de aire expulsado en el primer segundo en relación con el total de aire expulsado. Se expresa en forma de relación (fracción) o porcentaje. En general, cuanto más alta sea la relación VEF1/CVF, mejor.

  • Flujo espiratorio máximo (FEM). Es la medida de la velocidad de su exhalación. Se puede medir con una espirometría o un medidor de flujo respiratorio máximo.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.