OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Cómo manejar la diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es una enfermedad a largo plazo (crónica). Pueden ser necesarios algunos cambios difíciles para manejar la diabetes. Su equipo de atención médica puede ayudarlo.

Para manejar la diabetes tipo 2, debe equilibrar sus medicamentos con dieta y actividad. También debe medir su nivel de azúcar en la sangre. Y tendrá que trabajar con su proveedor de atención médica para prevenir complicaciones.

Hombre y médico que miran el cuaderno de trabajo sobre diabetes.

Tome sus medicamentos

Es posible que tome píldoras o se inyecte insulina para tratar la diabetes. O también es posible que use ambas opciones. Tome sus medicamentos o inyéctese la insulina en el momento adecuado para poder controlar el azúcar en la sangre. Piense en maneras que lo ayuden a recordar que debe tomar sus medicamentos de la manera correcta todos los días. Consulte a su proveedor o equipo de atención médica para que le aporten ideas.

Quizás solo tenga que tomar píldoras para tratar su diabetes. Pero esto puede cambiar. Con el tiempo, la mayoría de las personas con diabetes tipo 2 también necesitan insulina.

Aliméntese de forma saludable

Una dieta saludable lo ayuda a controlar la cantidad de azúcar en la sangre. También lo ayuda a mantener un peso saludable. O bien, puede ayudarlo a bajar de peso, si tiene sobrepeso. El sobrepeso hace que sea más difícil controlar la diabetes.

Su equipo de atención médica lo ayudará a crear un plan que funcione para usted. No tiene que dejar todas las comidas que le gusten. Incorpore lo siguiente a sus comidas y bocadillos:

  • Verduras

  • Frutas

  • Carnes magras u otras proteínas saludables

  • Granos integrales

  • Productos lácteos sin grasa o con bajo contenido de grasa

Manténgase físicamente activo

Mantenerse activo lo ayuda a bajar el nivel de azúcar en la sangre. La actividad física ayuda a que su cuerpo utilice la insulina para convertir los alimentos en energía. También le ayuda a controlar su peso:

Pídale a su proveedor de atención médica que le ayude a crear un programa de actividad que sea adecuado para usted. Su programa estará basado en su edad, su estado general de salud y los tipos de actividades que usted disfruta. Empiece de a poco. Pero trate de llegar a 150 minutos de actividad física por semana. Comience con 30 minutos por día. Haga ejercicio en tandas de 10 minutos. No deje pasar más de 2 días sin hacer actividad.

Mida su nivel de azúcar en la sangre

Medir su nivel de azúcar en la sangre puede ser una parte regular de su cuidado. O quizás solo deba medírsela de vez en cuando. Su proveedor de atención médica le dirá cómo medir su nivel de azúcar en la sangre en su hogar. El control le indicará si su nivel de azúcar en la sangre está dentro de los límites ideales. Tener los niveles de azúcar en la sangre dentro de los límites ideales significa que usted está manejando bien su diabetes.

Si este nivel es muy alto o muy bajo, su proveedor de atención médica puede sugerirle cambios en su dieta o actividad. También es probable que ajusten sus medicamentos.

Su proveedor de atención médica también puede pedirle que mida su nivel de azúcar en la sangre con mayor frecuencia cuando esté enfermo.

Cuídese

Si padece diabetes, tiene más probabilidades de contraer otros problemas de salud. Por ejemplo, problemas en los pies, los ojos, el corazón, los nervios y los riñones. Puede ayudar a prevenir estos problemas si controla su nivel de azúcar en la sangre y si se cuida adecuadamente. Su proveedor de atención médica, enfermero, educador en salud y otras personas pueden ayudarlo con lo siguiente:

  • Chequeos. Debe hacerse chequeos regulares con su proveedor de atención médica. En estas visitas, le harán un examen físico que incluye un examen de los pies. Su proveedor de atención médica también medirá su presión arterial y su peso. Quítese los zapatos antes de que comience su cita para asegurarse de que le revisen los pies.

  • Otros exámenes. También deberá realizarse exámenes de dientes, pies y ojos por lo menos una vez al año.

  • Pruebas de laboratorio. Le harán un análisis de sangre y uno de orina:

    • Su proveedor de atención médica revisará su hemoglobina A1C por lo menos dos veces al año. Este análisis de sangre muestra qué tan bien está controlando su nivel de azúcar en la sangre en un período de 2 a 3 meses. Estos resultados ayudarán a su proveedor de atención médica a manejar su diabetes.  

    • También le harán otras pruebas de laboratorio. Por ejemplo, para detectar si hay problemas renales o niveles anormales de colesterol.

  • Fumar. Si usted fuma, tendrá que dejar de hacerlo. El tabaquismo aumenta las probabilidades de tener complicaciones por la diabetes. Consulte con su proveedor de atención médica sobre maneras de dejar el hábito.

  • Vacunas. Vacúnese anualmente contra la gripe. Además, pregúntele a su proveedor de atención médica sobre otras vacunas para prevenir la neumonía, la culebrilla y la hepatitis B.

Estrés y depresión

La mayoría de las personas tienen desafíos a lo largo de sus vidas. Vivir con diabetes puede aumentar su estrés. De hecho, sentirse estresado o deprimido puede afectar su nivel de azúcar en la sangre.

Cuéntele a su proveedor de atención médica si tiene problemas para lidiar con la diabetes. Su médico puede ayudarlo o derivarlo a otros proveedores o a otros programas.

Apoyo y recursos

Sepa dónde puede obtener ayuda. Puede probar lo siguiente:

  • Apoyo. Pida a sus familiares y amigos que apoyen sus esfuerzos para cuidarse a sí mismo. O busque un grupo de apoyo para la diabetes cercano o en Internet. Consulte el enlace de “Connect with Others” en www.diabetes.org.

  • Asesoramiento. Hable con un trabajador social, psicólogo, psiquiatra u otro consejero.

  • Información. Contacte a la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) al 800-342-2383 o en www.diabetes.org

© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.