OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Reconstrucción del pabellón auricular de un niño: fase 1

El oído externo de su hijo (es decir, la oreja o pabellón auricular) no existe o no se ha desarrollado. Esta afección se denomina microtia. El pabellón auricular puede reconstruirse mediante cirugía. Esto puede hacerse en varias fases o etapas. Los detalles exactos de cada cirugía y la cantidad de cirugías necesarias dependerán del cirujano. También dependen de las estructuras presentes en la oreja del niño.

En general, la fase 1 consiste en la extracción de cartílago (tejido fuerte y flexible) de las costillas del niño. Este cartílago se utiliza para crear una estructura o marco auricular para la oreja. La reconstrucción del pabellón auricular es la cirugía más común para corregir una oreja que no se terminó de desarrollar o no se desarrolló en absoluto. También hay otras opciones disponibles. Una usa una malla artificial en lugar de cartílago para formar una nueva oreja. La otra usa una oreja artificial protésica.

También existe la opción de no someterse a ningún tratamiento. Por lo general, la microtia se presenta con diversos grados de pérdida de audición. La pérdida de audición de su hijo puede repararse más adelante a través de diferentes tratamientos.

Vista frontal del torso de un hombre, en la que se observa la ubicación del cartílago que se extrae de las costillas para la reconstrucción del pabellón auricular.Vista lateral de una cabeza en la que se observa la inserción de un marco de cartílago para la oreja colocado debajo de la piel en el lugar donde irá la oreja nueva.

Un proceso en varias etapas

La reconstrucción del pabellón auricular se hace en 3 o más cirugías. La fase 1 puede hacerse cuando el niño tiene aproximadamente 6 a 10 años de edad. A esta edad ya es posible tomar sin peligro suficiente cartílago de las costillas del niño para crear el nuevo pabellón auricular. Esta es también la edad a la que la oreja normal del niño alcanza su tamaño adulto. Por lo tanto, que el nuevo pabellón auricular puede hacerse del mismo tamaño. Después de este procedimiento, se necesitan otras 2 o 3 cirugías para construir el pabellón auricular del niño. Estas cirugías se hacen dejando un intervalo de unos 3 a 6 meses entre una y otra. Esto permite que la piel tenga tiempo de cicatrizarse. Es posible que se necesiten más cirugías a medida que su hijo crece. Su cirujano puede darle más información sobre este tema.

Preparativos para la fase 1 de la cirugía

De una manera apropiada para la edad, explíquele la cirugía a su hijo. Prepare al niño para la cirugía tal como le hayan indicado. Dígale al proveedor de atención médica todos los medicamentos que su hijo usa. Esto incluye los medicamentos de venta libre. También incluye hierbas medicinales y otros suplementos. Es posible que el niño tenga que dejar de usar algunos de estos medicamentos (o todos) antes de la cirugía. Asimismo, siga las instrucciones que le hayan dado sobre el tiempo que el niño debe estar sin comer ni beber antes de la cirugía.

El día de la cirugía

La fase 1 de la cirugía lleva de 3 a 6 horas. Es posible que su hijo deba permanecer en el hospital durante 2 días o más después de la cirugía. Antes de que comience la cirugía:

  • El niño recibirá anestesia general para que no sienta dolor durante la cirugía. Este medicamento inducirá al niño a un estado parecido al del sueño profundo a lo largo del procedimiento.

  • Una vez que el niño esté dormido, le pondrán una sonda intravenosa en una vena del brazo o de la mano. Por allí le administrarán líquidos y medicamentos. A continuación se introduce un tubo en la tráquea del niño, a través de la boca, para facilitar su respiración durante la cirugía. Un equipo especial supervisa la frecuencia cardíaca, la presión arterial y los niveles de oxígeno del niño.

Durante la cirugía

  • Se hace un contorno de la oreja normal del niño, si existe. A continuación el cirujano traza este contorno sobre la piel del niño en el lugar donde se construirá el nuevo pabellón auricular. Esto sirve para asegurar que el tamaño del nuevo pabellón auricular sea correcto y que esté bien alineado con el de la otra oreja.

  • Se extrae cartílago de las costillas. Se hace una incisión en el abdomen cerca de la parte inferior de las costillas. El cirujano extrae cartílago del extremo de las costillas con ayuda de un instrumento especial. La incisión se cierra con puntos de sutura.

  • Con el cartílago se crea una estructura o marco para el nuevo pabellón auricular. Se limpia el cartílago obtenido de las costillas. A continuación, se moldea para formar el marco auricular de la nueva oreja. Para ello, el cirujano usa como referencia el patrón hecho anteriormente a partir de la oreja normal del niño.

  • Se coloca el marco auricular en su lugar al costado de la cabeza. El cirujano hace unas incisiones en el lugar donde se hará la oreja siguiendo el contorno que trazó a partir de la oreja normal del niño. Se elimina el cartílago del pabellón auricular mal formado. Se crea una bolsa de piel. De ser necesario, se estira la piel con un instrumento especial. Se coloca el marco auricular en la bolsa de piel. Por último, las incisiones se cierran con suturas.

  • Se conserva el cartílago restante para las fases siguientes de la cirugía. El cartílago sobrante se coloca bajo la piel en el pecho del niño. Cuando el cirujano necesite ese cartílago en el futuro, hará una pequeña incisión en la piel para obtenerlo. El cartílago se conserva sano al permanecer bajo la piel. De esta forma, el cartílago estará disponible para completar el procedimiento más adelante sin necesidad de extraerlo de las costillas cada vez que se necesite. Esto ayuda a limitar el dolor que tendrá su hijo.

  • Pueden colocarse uno o más tubos en las zonas de la cirugía. Estos drenan el líquido acumulado después de la cirugía mientras la zona empieza a sanar.

Recuperación en el hospital

Una vez terminada la cirugía, el niño será trasladado a una sala de recuperación, donde permanecerá hasta que se despierte de la anestesia. Usted podrá verlo en ese momento. Mientras el niño descansa, el personal médico supervisará su estado. Si fuese necesario, le darán medicamentos para el dolor. Estos medicamentos pueden administrarse por la vía intravenosa o mediante un catéter colocado en el pecho. Una vez que esté recuperado, el niño podría ser trasladado a una habitación del hospital donde permanecerá una o más noches. Le indicarán cuándo puede llevar al niño a casa.

Recuperación en el hogar

Una vez en casa, siga todas las instrucciones que le hayan dado para el cuidado del niño. Durante la recuperación del niño:

  • Adminístrele los medicamentos recetados tal como le hayan indicado. Aunque el niño no se queje de dolor, dele el medicamento a la hora establecida. No espere hasta que el dolor sea intenso. Entonces será más difícil de controlar.

  • Haga todo lo posible por impedir que el niño se toque la oreja. No permita que los hermanos o compañeros del niño le toquen la oreja ni jueguen de forma brusca a su lado mientras se está curando.

  • Si el niño regresa a casa con un tubo de drenaje para una herida, siga las instrucciones del proveedor de atención médica para el cuidado del tubo.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Asegúrese de tener el número de teléfono del proveedor de atención médica o del cirujano de su hijo. Después de regresar a su casa, llámelo si el niño tiene cualquiera de estos signos o síntomas:

  • Fiebre de 100.4 ° F ( 38 ° C) o más, o según le indique su cirujano

  • Sangrado o mucha cantidad de líquido que sale de la herida

  • Síntomas de infección en la zona de una incisión, como un aumento del enrojecimiento o de la hinchazón, calor, empeoramiento del dolor o supuración maloliente

  • Cualquier tipo de lesión en el oído

Visitas de control

Lleve al niño a las visitas de control programadas. Si esto es adecuado para la edad de su hijo, aliéntelo a formular preguntas o plantear inquietudes sobre el procedimiento. Dediquen tiempo durante la consulta para responder y analizar las preguntas de su hijo. Durante estas visitas, el cirujano revisará su estado y se asegurará de que la oreja esté sanando correctamente. En este momento también podrá hablar con el médico y programar las cirugías necesarias para finalizar la construcción del pabellón auricular. 

Riesgos y posibles complicaciones

Todos los procedimientos conllevan ciertos riesgos. Algunos de los riesgos de este procedimiento:

  • Sangrado.

  • Infección.

  • Riesgos de la anestesia. Su anestesista hablará con usted sobre esto.

  • El aspecto de la nueva oreja resulta estéticamente insatisfactorio.

  • El cartílago atraviesa la piel (extrusión).

  • Lesión a la pared torácica o los pulmones durante la extracción de cartílago de las costillas.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.