OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Deficiencia secundaria de carnitina

La carnitina es un nutriente que ayuda a las células del cuerpo a funcionar normalmente. La deficiencia secundaria de carnitina se presenta cuando no hay suficiente cantidad de esta sustancia en la sangre. Esto puede debilitar los músculos. Y también puede causar problemas del corazón o del hígado. La deficiencia secundaria de carnitina puede aparecer como consecuencia de una serie de problemas de salud.

¿Cómo actúa la carnitina en el cuerpo?

Usted obtiene carnitina por medio de algunos de los alimentos que come. Esta sustancia ayuda a que los ácidos grasos entren en las células para usar la energía. La carnitina es vital para ciertas células, como las musculares. Cuando el nivel de carnitina es menor, las células que necesitan los ácidos grasos para obtener energía probablemente no funcionen bien.

¿Cuál es la causa de la deficiencia secundaria de carnitina?

Una variedad de problemas de salud pueden bajar los niveles de carnitina en la sangre. Puede suceder al aumentar la cantidad que se elimina por medio de la orina. O pueden provocar que el cuerpo obtenga menos de esta sustancia de la comida. Los problemas de salud que la pueden causar son, por ejemplo:

  • Enfermedades hepáticas

  • Enfermedades renales, especialmente las que requieren diálisis

  • Enfermedades digestivas que no le permiten a su cuerpo absorber nutrientes.

  • Desnutrición

  • Enfermedades mitocondriales

  • Ciertos trastornos metabólicos

  • Ciertos medicamentos, por ejemplo, el valproato

Síntomas de deficiencia secudaria de carnitina

Estos pueden ser levemente distintos en cada persona. Es posible que usted no presente síntomas o que sean entre leves y graves. Algunos síntomas pueden presentarse si usted se saltea comidas, hace demasiado ejercicio o está enfermo. Los síntomas pueden incluir:

  • Tono muscular disminuido o músculos blandos

  • Debilidad muscular

  • Fatiga (cansancio)

  • Irritabilidad

  • Edema (hinchazón)

  • Falta de aire (dificultad para respirar)

Diagnóstico de la deficiencia secundaria de carnitina

El proceso para diagnosticar el déficit de carnitina comienza con una historia clínica (antecedentes de salud) y un examen físico. El proveedor de atención médica le preguntará sobre sus síntomas. También puede preguntarle sobre los antecedentes de salud de su familia. El examen físico puede incluir una parte neurológica. Es posible que se realicen pruebas, por ejemplo:

  • Análisis de sangre. Se realizan para conocer los niveles de carnitina en la sangre. También se usan para medir la creatina cinasa, que revela si hay daño en los músculos. Y miden enzimas de la sangre que demuestran si el hígado está enfermo.

  • Prueba de orina. Busca proteínas llamada cetonas.

  • Pruebas de esfuerzo (ergometría). Ayudan a identificar el tipo de problema metabólico.

  • Pruebas cardíacas. Procedimientos como una ecocardiograma pueden mostrar si su corazón está afectado.

Tratamiento de la deficiencia secundaria de carnitina

El principal tratamiento para la deficiencia de carnitina son los suplementos de L-carnitina. Es la forma de carnitina que su cuerpo puede aprovechar. Está disponible en líquido y en pastilla. La L-carnitina aumenta la cantidad de carnitina en su sangre y dentro de las células. Esto puede ayudar a prevenir muchos de los síntomas de la enfermedad. Probablemente usted necesite tomar L-carnitina solo por un tiempo limitado. Es posible que tenga que repetir los análisis de sangre para comprobar sus niveles de carnitina.

También es importante que evite los factores que pueden desencadenarle síntomas. Esto incluye saltar comidas, estar expuesto al frío y hacer mucho ejercicio.

¿Qué sucede si no recibe tratamiento?

La deficiencia de carnitina tiene dos complicaciones posibles:

  • Debilidad del corazón. Los problemas cardíacos pueden ser el primer síntoma de la deficiencia de carnitina. Un corazón debilitado probablemente no logre bombear tan bien la sangre. También puede producir síntomas tales como hinchazón y falta de aire (dificultad para respirar). Los problemas cardíacos responden bien al tratamiento con L-carnitina. Su médico tal vez desee revisar su corazón para detectar signos de debilidad con el paso del tiempo.

  • Problemas del hígado. Los problemas hepáticos (hígado) también pueden ser el primer síntoma de una deficiencia de carnitina. El hígado puede agrandarse y no funcionar tan bien como debería. Los problemas del hígado pueden derivar en episodios de nivel bajo de azúcar en la sangre (hipoglucemia). Es frecuente que las infecciones desencadenen estos episodios. La hipoglucemia grave puede llevar a un estado de coma y a la muerte si no se trata de inmediato con un azúcar llamado dextrosa. Los problemas hepáticos probablemente no respondan bien al tratamiento con L-carnitina.

 

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame enseguida a su proveedor de atención médica si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Falta de aire (dificultad para respirar)

  • Hinchazón

  • Síntomas de nivel bajo de azúcar en la sangre

  • Fatiga (cansancio)

  • Disminución del tono muscular

© 2000-2019 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.