OptimalCareInc Cerrar
Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

¿Qué es la epicondilitis lateral?

Los tendones son bandas de tejidos resistentes que conectan los músculos con los huesos. La epicondilitis lateral afecta los tendones que conectan los músculos del antebrazo al epicóndilo lateral. Es la protuberancia ósea que se encuentra en la parte externa del codo. Esta afección se produce si los tendones extensores de la muñeca se vuelven dolorosos y se inflaman (se irritan). Eso puede producir dolor en el codo, el antebrazo y la muñeca. Dado que esta afección a veces puede deberse a jugar al tenis, también se conoce como “codo de tenista”.

 Cómo se pronuncia

Es-pi-con-di-li-tis la-te-ral

¿Cuáles son las causas de la epicondilitis lateral?

Esta afección suele producirse debido al exceso de uso. Puede ser por cualquier actividad que sobrecargue repetidamente los músculos extensores del antebrazo o los tendones y la muñeca. Por ejemplo, jugar al tenis, levantar pesas, cortar carne, pintar y escribir son todas actividades que pueden causar esta afección. El desgaste de los tendones debido a la edad o a una lesión en los tendones también puede ocasionar esta afección.

Síntomas de la epicondilitis lateral

El síntoma más común es el dolor. Puede sentirlo en la parte externa del codo y a lo largo de la parte posterior del antebrazo. Puede ser peor al mover o usar el codo, el antebrazo o la muñeca. También puede sentir dolor al tomar o levantar cosas.

Tratamiento de la epicondilitis lateral

Los tratamientos pueden incluir lo siguiente:

  • Hacer reposo del codo, el antebrazo y la muñeca. Necesitará evitar los movimientos que pueden empeorar sus síntomas. También puede que necesite evitar ciertos tipos de actividades deportivas y laborales por algún tiempo. Eso le ayudará a aliviar los síntomas y a evitar un mayor daño a los tendones.

  • Cambiar la acción que causó el problema. Por ejemplo, si sus tendones se dañaron por jugar al tenis, puede servirle de ayuda modificar su técnica de juego o usar un equipo diferente. Eso ayudará a evitar un mayor daño a los tendones.

  • Usar compresas frías. Colocar una compresa de hielo sobre la zona lesionada puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación.

  • Tomar medicamentos para el dolor. Tomar medicamentos analgésicos de venta con o sin receta puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación.  

  • Usar un soporte. Esto ayuda a reducir el esfuerzo sobre los músculos y tendones del antebrazo, lo que puede aliviar los síntomas. Es muy importante que use el soporte adecuadamente.

  • Hacer ejercicios y fisioterapia. Ayudan a mejorar la fuerza y la amplitud de movimiento del codo, el antebrazo y la muñeca.

  • Aplicarse inyecciones de medicamento en la zona lesionada. Puede ayudar a aliviar los síntomas por algún tiempo.

  • Hacerse una cirugía. Puede ser una opción si otros tratamientos no ayudan a aliviar los síntomas. En muchos casos, el cirujano quitará el tejido dañado.

Posibles complicaciones de la epicondilitis lateral

Si los tendones afectados no sanan correctamente, los síntomas pueden volver o empeorar. Para ayudar a evitar esto, siga su plan de tratamiento según le indicaron.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si nota alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o superior, o según le indique su proveedor

  • Escalofríos

  • Enrojecimiento, inflamación o calor en el codo o el antebrazo que empeoran

  • Los síntomas no mejoran con el tratamiento, o empeoran

  • Síntomas nuevos

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.